El estado de flujos de efectivo es un documento perteneciente a las cuentas anuales que informa sobre el origen y la utilización de las corrientes de efectivo y sus equivalentes.

Las corrientes de efectivo se presentan en formato de cascada y la información presentada está referida al año de la formulación y al anterior. También incluye una columna para posibles anotaciones cruzadas con la memoria.

La información contenida en el estado de flujos de efectivo refleja todos los cobros y pagos realizados por la empresa en ese año. Se pretende con ello dar una amplia información sobre el origen del efectivo (cobros) y el uso de ese efectivo (pagos) a lo largo del ejercicio.

Los flujos de efectivo serán las entradas y salidas de efectivo en las cuentas de efectivo y otros activos líquidos equivalentes. Se considera efectivo a la tesorería depositada en la caja de entidades y a los depósitos bancarios a la vista. También podrá considerarse como efectivo a los instrumentos financieros susceptibles de ser convertidos en efectivo siempre que cumplan estos tres requisitos:

  • Su vencimiento en el momento de adquisición no sea superior a los tres meses,
  • No haya riesgo significativo de variación en su valor,
  • Se consideren parte de la gestión habitual de la tesorería.

No se incorporan al estado de flujos de efectivo lo movimientos internos de tesorería ni los pagos por adquisición, cobros por amortización o activos financieros a los que se ha dado consideración de activos líquidos equivalentes.

Métodos para calcular el Estado de flujos de efectivo

Para la formulación del estado de flujos de efectivo se utiliza el método directo y el indirecto:

  • El método directo: Se formula ordenando los cobros y pagos en base a las categorías principales a las que estos pertenecen. Con éste método las magnitudes derivadas de las distintas categorías se presentan por su importe bruto.
  • El método indirecto: Se formula partiendo de la utilidad arrojada por el estado de resultados para luego ir depurándola con partidas conciliatorias hasta llegar al saldo efectivo en libros. Éste método es más complejo en la práctica y menos usado dado que algunas de las partidas conciliatorias no representan movimientos reales de efectivo aunque de alguna manera afectan a la capacidad de la empresa para realizar pagos.

Clasificación de los movimientos de efectivo por el método directo

La clasificación de los movimientos de efectivo se realiza en base a tres corrientes monetarias.

  • Flujos de efectivo de las actividades de explotación: son las corrientes de efectivo (cobros y pagos) derivadas de la actividad principal de la empresa con la cual genera ingresos y gastos.
  • Flujos de efectivo de las actividades de inversión: son los pagos derivados de la adquisición de activos no corrientes (inmovilizado intangible, materiales, inversiones inmobiliarias…) así como los cobros derivados de la enajenación, amortización o vencimiento.
  • Flujos de efectivo por actividades de financiación: Son cobros procedentes de la adquisición por terceros de títulos emitidos por la empresa o de recursos concedidos por entidades financieras, así como los pagos realizados por la amortización o devolución de los mismos. También entran dentro de esta categoría los pagos a los accionistas en forma de dividendos.

Objetivos del Estado de Flujo de Efectivo

El conocimiento de los flujos de efectivo permite ofrecer información muy valiosa de la empresa:

  • Proporciona una información muy útil a los administradores de la empresa, con la finalidad de medir sus políticas contables y anticiparse a posibles problemas.
  • Permite mejorar las políticas de financiación e inversión.
  • Ayuda a saber en qué se ha gastado la empresa el efectivo disponible para controlar la descapitalización de la misma.
  • Permite predecir los flujos futuros.
  • Capacidad para pagar intereses y dividendos, así como sus deudas.
  • Identificar cambios en ciclos productivos

El objetivo de controlar el efectivo tiene como finalidad cuidar todo el dinero que entra para poder programar el dinero que sale. Una empresa puede invertir su efectivo en activos líquidos como activos del mercado monetarioletras del tesororepos, excesos de tesorería y se contabilizarán como efectivo y equivalentes. Por tanto, un riguroso control de tesorería facilitará el éxito de la empresa.