El day trader se define como la persona que opera en bolsa en el muy corto plazo, buscando beneficiarse de los movimientos de ésta y de las volatilidades implícitas que pueda existir en la operativa diaria. Para ello, el trader basará sus decisiones en el análisis técnico y el análisis fundamental.

Un day trader comprará y venderá en el día y viceversa, intentando evitar los costes de financiación del mercado interbancario, también conocido como swap, como consecuencia del coste extra que significa el mantenimiento de operaciones durante más de un día u operaciones overnight en mercados de contado, que puedan mermar la rentabilidad esperada de su inversión.

Un mercado de contado que tiene costes de financiación, por ejemplo, es el mercado Forex. Ese coste de financiación, varía diariamente en función de cómo estén la diferencia de tipos de interés de las monedas sobre las que se desea operar, siendo su base de precios, los tipos de interés impuestos por los Bancos Centrales de cada país.

En este aspecto, existen intermediarios, como los bróker financieros de tipo market maker, que se aprovechan de esta situación cargando un diferencial al cliente, generalmente asociado al Euribor o al Libor, llamado mark up, siendo el coste de financiación mucho mayor al coste de mercado. Si a ello añadimos que también tenemos que tener en cuenta el spread, esto es, la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta, donde el bróker también pondrá un sobreprecio o mark up respecto al que recibe de sus proveedores de liquidez o liquidity provider.

En definitiva, podemos decir que la operativa intradiaria se hace muy difícil y que no gana más el que más operaciones hace en un día, sino el que sabe cuándo entrar en el mercado, cuando salir de éste, cómo ajustar su riesgo y como cortar una operación fallida, además de una adecuada gestión monetaria con reducido apalancamiento y una adecuada lógica matemática entre el volumen de las órdenes que introduce.

Tipos de Day Trader

Generalmente, hay dos tipos de Day Trader (véase los tipos de trading):

  1. Scalper: Aquel especulador o persona que busca beneficiarse de los movimientos de la bolsa operando constantemente en fracciones de segundo o minutos, aquí entrarían en juego los sistemas automáticos de inversión o de alta frecuencia. En este aspecto, existen muchas teorías que dicen que no es la forma de ganar dinero en bolsa, dado que las personas que ganan dinero en bolsa, que no son muchas, lo hacen en el largo plazo.
  2. Swing trader: Es una técnica que se basa en que el trader realiza operaciones de compra-venta pero en un marco temporal más amplio, desde operaciones cada hora, hasta operaciones que pueden durar en el mercado incluso varios días.

Rutina del Day Trader

Existen una serie de métodos diarios que debe llevar un Day Trader. Este texto no pretende ser la biblia acerca de cómo tener una rutina diaria cuando se opera en bolsa, pero sí pretender dar una serie de directrices al respecto:

  • A primera hora de la mañana, a partir de las 7:00, debemos hacer una serie de ejercicios y estiramientos para preparar la mente y el cuerpo a la actividad psicológica de la inversión en bolsa. Tenemos que tener en cuenta que estamos manejando dinero y esto nos puede afectar. Tarde y temprano cometeremos errores, de éstos aprenderemos. Nadie nace sabiendo, a prueba de errores y con perseverancia conseguiremos nuestros objetivos.
  • Fijarnos un stop de pérdidas máximo, la posible estrategia a seguir, viendo los cierres del día anterior en el plazo técnico a través de los gráficos de precios.
  • Revisar los datos económicos y cierres provenientes de Asia y Oceanía (Japón, China, Australia) principalmente, para ver cuál es el sentimiento de mercado y cómo puede afectar a la apertura europea a las 9:00 de la mañana.
  • Analizar el riesgo que existe en la apertura, noticias económicas que puedan afectar al activo en cuestión tanto a nivel microeconómico como a nivel macroeconómico, datos como el PIB, ADP no agrícola, comentarios de la Fed o el BCE, posibles modificaciones de tipos de interés. Debemos reducir nuestra exposición a mercado en el momento que se publican estas noticias, si no tenemos mucha experiencia, ya que la volatilidad que se genera es muy grande, hay que controlar la mente y el famoso fat finger.
  • Tener la estrategia claramente definida, analizar las correlaciones entre los diferentes activos, divisas, materias primas, indicesaccionesbonos, etc. Debemos conocer y cuantificar el riesgo de las operaciones, cuando cortar la sangría en caso de equivocarnos en la operación, a veces es mejor perder 100 euros que llegar a perder 500 euros, controlar el apalancamiento, tener un ratio de beneficio-riesgo favorable.
  • Atentos a la apertura del mercado americano, al ser el mercado más grande del mundo y actuar en un contexto global, sus noticias afectan al resto de economías.