Bien de importación

Un bien de importación es aquel tipo de bien susceptible de ser importado por parte de una economía nacional en un mercado exterior debido a motivos como la no producción del mismo en el interior o la existencia de mejores condiciones económicas importándolo.

Siguiendo el esquema del comercio internacional, un bien de importación es todo aquel al que se accede más allá de una frontera nacional, económica y gubernamental. Los países desean consumir diferentes bienes a los cuales, o bien no tienen acceso en sus mercados nacionales, o su producción nacional es más costosa que su compra exterior.

En ese sentido, se observa que existen distintos motivos por los cuales un territorio puede decidir la adquisición de un bien de importación. Entre ellos los principales son los menores costes de adquisición o producción de dicho bien en el exterior frente al coste en el interior.

Para este punto anterior adquieren gran importancia las conocidas como ventajas competitivas de los territorios, que definen en gran medida aquellos productos en los que se especializan y que conforma la base del comercio en el estudio económico.

Otra explicación al hecho de que se importen bienes en una economía responde a la posible exclusividad de estos en mercados ajenos al de un país en particular.

Efectos fiscales de un bien de importación

El acceso a este tipo de bienes suele estar ligado al gravamen de una aduana o una tarifa de importación como los aranceles. Esto produce un aumento del precio del bien. A menudo suele estar relacionada con la defensa por parte de los gobiernos a los productores del propio país.

Esto sucede ya que se trata de desincentivar la compra de estos bienes en el exterior para favorecer la economía nacional. Aunque todo dependerá del grado de proteccionismo de la economía. Ver libre cambio y proteccionismo

Por el contrario, también existe la posibilidad de que operaciones de comercio exterior por las cuales se adquieren bienes de importación cuenten con incentivos fiscales para estimular dicho mercado. Frecuentemente esto pasa en situaciones de acuerdos entre diferentes países o zonas económicas que firman un tratado comercial.

Dicho todo esto, es conveniente señalar que casi toda importación de un bien suele estar relacionada con un motivo comercial o económico. Existen otras transacciones de bienes y servicios a nivel supranacional que por el contrario responden a otras causas, como puede ser la ayuda humanitaria o la cesión entre países de medicamentos y otros recursos sin ánimo de lucro económico.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario