Emisión de dinero

La emisión de dinero es la creación de moneda para que los agentes que participan en la economía (es decir, el Estado, las empresas y las familias) puedan utilizarla en sus transacciones.

La principal finalidad de la emisión de moneda es inyectar liquidez en una economía para que ésta se pueda utilizar en las transacciones comerciales. Con la emisión de dinero se trata de poner en circulación el dinero suficiente para poder garantizar que se cumplen los tres usos del dinero: unidad de cuenta (determinar el precio de cada cosa), medio de cambio (para pagos y cobros) y depósito de valor (teniendo las monedas y billetes valor en sí mismos).

La emisión de dinero se trata de una de las claves de la política monetaria (siendo por tanto responsabilidad de los bancos centrales) ya que determina el nivel de precios y la velocidad de circulación de la moneda, con fuertes repercusiones sobre el crecimiento económico. A su vez, la moneda emitida puede ser fiduciaria (es decir, no respaldada por metales preciosos ni divisas en la entidad emisora) o no fiduciaria (como bajo el patrón oro).

La totalidad de dinero emitido por un banco central se conoce como masa monetaria. En la que se incluye tanto el dinero en efectivo (dinero físico compuesto por billetes y monedas) como el dinero bancario (las anotaciones digitales como las que vemos en nuestra cuenta del banco).

El dinero en efectivo sólo puede ser creado por la institución oficial encargada de ello, el banco central. El dinero bancario, en cambio, puede ser creado por la misma institución que fabrica los billetes y las monedas, pero también por los bancos privados.

Modalidades de emisión de moneda

Existen dos modalidades de emisión de moneda: libre y regulada.

  • La emisión libre: fue muy popular durante los siglos XVII, XVIII y XIX, y consiste en que cada banco privado tiene la capacidad de emitir sus propios billetes según el tamaño de sus activos, es decir acorde a su capacidad para respaldarlos. Con el tiempo este sistema se fue abandonando debido a la inestabilidad monetaria que suponía y a la falta de transparencia de algunas entidades, sobreviviendo en el siglo XXI sólo en algunos casos aislados como Hong Kong.
  • La emisión regulada: sólo el banco central tiene capacidad de decisión sobre el volumen de dinero circulante en la economía.

La emisión de dinero puede verse afectada a su vez por factores como el balance del propio banco central, ya que los billetes y monedas constituyen un pasivo del banco frente al que los posee. Además esta operación no tiene por qué ser llevada a cabo directamente por el banco central del país, pudiendo éste externalizar dichas funciones (como Argentina en la década de 1990), adoptar una divisa extranjera como moneda de curso legal (como Zimbabwe con el dólar estadounidense y el rand sudafricano) e incluso tomar este tipo de decisiones de forma supeditada a autoridades monetarias supranacionales (como el Sistema Europeo de Bancos Centrales, presidido por el Banco Central Europeo).

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

5 comentarios en “Emisión de dinero

  1. Porqué es tan dificil para uds., y en general para todas las Academias explicar cuál es el proceso que se tiene en cuenta para emitir dinero, eso parece un hoyo oscuro que solo lo descifra el que tiene las riendas del Banco Central y del Gobierno. Los Gobiernos siempre estarán exigiendo mas emisión de dinero para cubrir sus desbalances y los Bancos Centrales siempre cederán en últimas a estos requerimientos generando la consabida inflación. El único país del mundo que se puede dar el lujo de emitir todo el dinero que necesita es EEUU por cuanto es la divisa de Comercio Mundial y esas emisiones las absorve el resto de paises del mundo. A ello primordialmente debe su desarrollo económico.

    • Buenas tardes Gustavo,

      Ante todo muchas gracias por tu comentario, efectivamente no explicamos la cuestión en profundidad aunque sí mencionamos que la emisión de dinero tiene una influencia directa sobre el nivel de precios. En cualquier caso, ya que lo preguntas intentaré ampliar la respuesta.
      El primer punto que es necesario aclarar es que la emisión de dinero por sí misma no genera inflación, sino que sólo lo hace cuando el ritmo de emisión es superior al crecimiento de la economía. Dicho de otra manera, hay inflación cuando el dinero pierde valor ya que crece más rápidamente que la producción. Sin embargo, no tendría por qué haber inflación si una economía que crece al 5% anual aumenta su cantidad nominal de dinero un 2% (al contrario, posiblemente habría deflación ya que la moneda se apreciaría y caerían los precios de las importaciones).
      Creo que solamente entendiendo esto podemos contestar a tu siguiente pregunta, ya que el efecto inflacionario de la emisión va directamente ligado al crecimiento como hemos comentado. Por tanto, la mejor manera de controlar este efecto es asegurar que el volumen real de dinero se mantenga constante, o lo que es lo mismo que la cantidad nominal aumente al mismo ritmo que la producción.
      Lamentablemente también hay que reconocer que para muchos gobiernos la tentación de emitir más de lo que deberían es demasiado fuerte ya que una inflación moderada permite financiar una parte del déficit público y devalúa la deuda del Estado, a cambio de actuar como un impuesto sobre el ahorro de los contribuyentes. A esto hay que sumar el hecho de que muchos economistas consideran que la inflación puede estimular la economía, y así podemos entender por qué crear inflación es un recurso tan utilizado por los gobiernos en tiempos de crisis.
      Por último quisiera añadir que si bien existe un consenso generalizado sobre el hecho de que una emisión descontrolada altera el nivel de precios, también hay opiniones muy distintas sobre si además se distorsiona la estructura productiva de la economía. Si te interesa el tema, puedes encontrar más detalles en nuestros artículos sobre la Escuela Austríaca de Economía.

      Un saludo,

      Federico J. Caballero Ferrari

  2. ¿Que impide a un pais emitir billetes nacionales y comprar dolares, oro, mercaderia, etc. Como se controla eso?
    ¿el sistema monetario internacional tiene el registro de la moneda circulante de cada pais?

    • Buenas tarde Gustavo,

      Lo que impide que un país emita dinero propio indefinidamente para comprar divisas extranjeras es la propia ley del mercado. Ten en cuenta que si un país se lanza a comprar otras divisas, la demanda de éstas aumentará y por tanto subirá su precio. El resultado acabará siendo una depreciación de la moneda nacional, con lo cual harán falta cada vez más unidades monetarias del país para comprar una unidad monetaria extranjera. Se entraría en un círculo vicioso del que sería difícil salir, sobre todo si consideramos que además se dispararía la inflación (al subir el precio de las importaciones) y aumentaría el riesgo de impago de la deuda externa (ya que sería cada vez más difícil pagar deudas denominadas en monedas que cotizan al alza). Por este motivo los bancos centrales monopolizan la emisión del dinero y, según el país, supeditan su actividad al cumplimiento de unos objetivos determinados (estabilidad de precios, solvencia exterior, no financiación del déficit público, etc.).
      Con respecto a la existencia de un registro internacional de todas las monedas, existe información aportada por los bancos centrales al FMI, Banco Mundial, etc., aunque no me consta que exista ningún registro global que tenga esta información constantemente actualizada.

      Un saludo,

      Federico J. Caballero Ferrari

Deja un comentario