Modelos factoriales de riesgo

Los modelos factoriales de riesgo tratan de caracterizar un número reducido de fuentes de riesgo para una gran cantidad de activos financieros.

Es decir, los modelos factoriales de riesgo tratan de simplificar las variaciones que tienen los activos financieros. Descomponen el riesgo en diferentes fuentes. Los activos financieros pueden ser tanto activos de renta fija como de renta variable.

Cada activo financiero tiene muchas fuentes de riesgo posibles. Esto es, la cotización de una empresa puede moverse en función de muchas variables. Por ejemplo, por cambios en los tipos de interés, cambios legales, crisis económicas, huelgas, cambios tecnológicos y un largo etcétera.

Si para un activo financiero el número de riesgos es muy amplio, para un conjunto de activos (cartera de inversión), es aún mayor. Con lo cual los modelos factoriales de riesgo permiten acotar esos riesgos. De manera, que sea mucho más simple calcularlos y intentar reducirlos.

Origen de los modelos factoriales de riesgo

Harry Markowitz, con su trabajo sobre carteras eficientes, consideró que eran necesarias ciertas variables para calcular la cartera óptima. O, lo que es lo mismo, cómo debía repartirse el capital, para maximizar las ganancias o reducir el riesgo. La idea de maximizar las ganancias o minimizar el riesgo (o ambos a la vez) dependería de lo que el inversor quisiese. En este sentido, para realizar ese cálculo, Markowitz estableció que necesitaría tres variables. La rentabilidad, la volatilidad y la covarianza de los activos.

Claro que, aunque estas variables le permitían calcular la decisión óptima, tenía un problema. El problema radicaba en que cuanto mayor era el número de activos, más difícil y costoso era calcular cómo había que repartir el dinero. Por ejemplo, estudiar como repartir el dinero entre dos posibilidades (dos activos) es muy simple. Pero, calcular cómo repartir el capital entre cien activos puede llegar a ser una tarea muy difícil.

Para tomar consciencia del problema, si queremos calcular cómo debemos repartir el capital entre 100 activos, de manera que la decisión sea óptima en términos de rentabilidad y riesgo, el número de parámetros a calcular es de 5.150. Con lo cual, a mayor número de activos, mayor número de riesgos.

Formulación de los modelos factoriales de riesgo

William Sharpe, basándose en los resultados obtenidos por Harry Markowitz, desarrolló sus implicaciones en los precios de los activos. Y demostró que debe existir una estructura muy específica entre los rendimientos esperados sobre los activos con riesgo. Sharpe estableció que existían dos tipos de riesgos. El riesgo sistemático y el riesgo específico. De ahí extrajo la fórmula que se expresa cómo:

Riesgo total = Riesgo específico + riesgo sistemático

 

A día de hoy la estructura propuesta por la teoría de Sharpe conforma la base para efectuar los ajutes de riesgo en muchas áreas de la práctica financiera.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario