El desarrollo en economía se refiere a la capacidad que tiene un país de generar riqueza y de elevar la calidad de vida de sus habitantes.

El desarrollo económico es un concepto que no sólo se refiere a la capacidad productiva de un país, sino que también a cómo se utilizan esos recursos.

Existirán signos de este cuando sea posible mantener un nivel de calidad de vida de los habitantes elevado, la distribución de la renta sea relativamente igualitaria y el crecimiento económico sea sustentable, entre otros.

Características del desarrollo económico

Algunas de sus características principales son:

• Capacidad productiva cercana a su potencial: El país utiliza sus recursos potenciales. Es decir, hay muy pocos recursos ociosos.
• Sostenibilidad: El crecimiento económico es sostenible y tienen buenos fundamentos
• Redistribución de la renta: Pueden existir desigualdades en la distribución del ingreso, pero estas no impiden que la mayoría de la población cuente con una calidad de vida elevada. Los más desfavorecidos reciben ayudas para mejorar su situación.
• Conciencia medioambiental: El mantenimiento del nivel de calidad de vida no implica hipotecar/extinguir los recursos naturales utilizados para la producción.
• Desarrollo del capital humano: Además no solo se desarrolla, sino que se le ayuda y se le potencia.
• Existe orden social. Las instituciones públicas cumplen adecuadamente sus funciones y los ciudadanos pueden confiar en ellas.

Factores determinantes de desarrollo económico

A continuación, describimos varios factores que influyen en la capacidad de un país para alcanzarlo. Cuando decimos que influyen, claro está, no estamos diciendo que sean necesarios todos ellos. Puede que algunos países no cuenten con algunos factores pero eso no les impide desarrollarlos. Algunos factores son:

• Recursos naturales: Acceso a recursos naturales, materias primas y fuentes de energía.
• Estabilidad política: Un gobierno con capacidad de gobernar.
• Administración eficiente: Una administración pública eficiente que logre cumplir con sus objetivos.
• Control de la corrupción
• Población participativa: Una población interesada en participar en las decisiones políticas y económicas que se toman en el país.
• Población con acceso a la educación. y con sus necesidades básicas cubiertas. Este es el primer paso para lograr un buen nivel de capital humano.
• Inversión en innovación y desarrollo
• Apertura al comercio exterior: Así como el aprovechamiento de las ventajas comparativas.
• Cuidado del medio ambiente: Proteger al medio ambiente es esencial para un desarrollo sostenible.
Seguridad jurídica: Un ambiente de seguridad jurídica y protección de los derechos de los habitantes.

No existe una única fórmula para alcanzar y mantener el desarrollo económico. Pero en general los países que lo han logrado han tenido una visión de largo plazo invirtiendo principalmente en sus habitantes para luego potenciar su crecimiento económico y social.

Ejemplo de desarrollo económico

Algunos de los países que pueden ser considerados como desarrollados son: Suiza, Finlandia, Alemania. Gozan de una población con acceso a la educación y con posibilidades de desarrollarse personal y profesionalmente. La gran mayoría de la población tiene sus necesidades básicas cubiertas. Y no solo eso, su población está muy concienciada de proteger el medio ambiente. Entiende que la Tierra es nuestro hogar y hay que cuidarlo.

Sus niveles de vida contrastan con la realidad que se vive en países muy poco desarrollados como: Uganda, Kenia, Bolivia o Venezuela. Lugares donde un grupo importante de la población tiene necesidades básicas insatisfechas. Problemas de salud y desnutrición, tecnología desfasada, recursos naturales desaprovechados, etc.

Estudio de desarrollo económico

La economía del desarrollo es la rama de la economía que se encarga de estudiar el proceso de desarrollo de los países. En ella se combinan técnicas de análisis microeconómico y macroeconómico con el fin de estudiar los factores que determinan el desarrollo que, como hemos visto, no sólo incluyen aspectos cuantitativos (producción, riqueza o productividad) sino que también cualitativos (como calidad de vida, seguridad o medio ambiente)