La esterilización monetaria, en macroeconomía, es una medida utilizada por los Bancos Centrales para que la entrada y salida de capital de un país no perjudique a su economía.

La esterilización es una política monetaria que se utiliza para compensar el efecto de los flujos monetarios de un país, procurando que no se altere la masa monetaria (total de dinero) ante cambios externos.

Se hace para evitar la apreciación de la moneda del país, para evitar la pérdida de competitividad de las exportaciones y para combatir la inflación. También se puede utilizar de manera más agresiva para devaluar la moneda o luchar contra la deflación.

Por ejemplo, cuando un Banco Central observa que se está apreciando la moneda de su país más de lo que les interesa, actuará para frenar esa apreciación, debida principalmente a que los mercados financieros están vendiendo moneda extranjera y comprando moneda nacional. El Banco Central, para evitar una apreciación de su moneda que encarezca los productos del país y merme las exportaciones, intervendrá en el mercado de divisas realizando las transacciones contrarias a las que se están produciendo naturalmente en el mercado, es decir, en este caso, el Banco central procederá a comprar divisa extranjera y vender moneda nacional. Pero, para comprar esa moneda extranjera necesitará dinero, de lo contrario provocaría un agujero en la balanza de pagos. Lo más común es que para financiarse emita deuda a través de bonos del Estado. Mediante esta compra de moneda extranjera está esterilizando el efecto negativo de la compra de moneda extranjera y así compensando la balanza de pagos.

Ocurre lo mismo en el caso contrario. Cuando la moneda de un país se está depreciando, el Banco Central podrá optar a vender las divisas extranjeras que disponga en sus reservas y así tratar de frenar la caída de su moneda. Para evitar alterar la masa monetaria del país realizará una esterilización monetaria, acudiendo al mercado abierto a gastar el dinero de esa venta, comprando bonos del Gobierno y/o bonos de las empresas del país.

En definitiva, la esterilización se hace para compensar el efecto por la intervención en el mercado de divisas y así manipular el tipo de cambio de la divisa local.

La esterilización se hace mediante la compra o venta de activos financieros (comprando bonos por ejemplo, como el QE). Para realizar la esterilización, es necesario que el Banco Central acuda a los mercados de divisas extranjeros.