Descubierto

El término descubierto es utilizado en economía para señalar que existe algo pendiente o una deuda. Se puede usar, por ejemplo, para designar a una cuenta bancaria con saldo negativo.

La palabra descubierto puede además hacer alusión a una operación donde el emisor transa con un activo financiero que no posee. Esto se observa en opciones de compra, por ejemplo, como explicaremos más adelante.

Descubierto como sinónimo de déficit

Se usa el término descubierto como sinónimo de déficit en los siguientes casos:

  • Cuentas bancarias: El descubierto en cuenta bancaria es una circunstancia en la que el individuo registra saldo negativo o números rojos en su institución financiera. Esto puede presentarse en cuentas corrientes y de ahorro, cuando los egresos superan al importe depositado. El banco usualmente cobra un interés por cada día de déficit. Dicha situación suele ser consecuencia de una mala gestión. Por ejemplo, imaginemos que a la persona se le descuentan automáticamente los pagos mensuales por los servicios básicos del hogar. Sin embargo, en diciembre el usuario se excedió en sus gastos y su saldo disponible no fue suficiente para cancelar las deudas al día de su vencimiento.
  • Descubierto presupuestario: Es sinónimo de déficit presupuestario, es decir, es lo que el Estado gasta por encima de sus ingresos. Dicho resultado(que también podría ser un superávit) se planifica con anticipación, usualmente cada año.
  • Cheques: Un cheque en descubierto es aquel que ha sido expedido sin los fondos suficientes. En otras palabras, el monto que indica el documento supera el saldo en la cuenta del librador o emisor. Expedir un cheque en esas condiciones es considerado un delito. La sanción respectiva está sujeta a la legislación de cada país.

Operaciones financieras al descubierto

Existen operaciones financieras donde el emisor no posee los valores negociados, como en los siguientes casos:

  • Venta al descubierto: Es una operación que consiste en transar acciones u otros valores financieros sobre los que no se tiene la propiedad. El especulador toma prestados los títulos y los vende, esperando a que el precio baje en el futuro. Si eso sucede, el inversionista podrá recomprar los activos y devolverlos a quien se los prestó, obteniendo al mismo tiempo una ganancia.
  • Opciones financieras: Una emisión de opciones al descubierto es cuando el vendedor no posee el respectivo activo subyacente. Entonces, si el dueño del derivado decide ejercer su derecho de compra, el emisor deberá ir al mercado para adquirir los títulos correspondientes y así poder transferirlos.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario