Monopolio natural

Lectura: 5 min

Un monopolio natural se presenta cuando existe una ausencia total de competencia, debido a que dicha empresa puede abastecer al mercado a un coste menor y con una calidad mayor que si existiese competencia.

Al definir monopolio natural, nos referimos a la situación en la cual una empresa domina el mercado y se posiciona como única oferente dentro del mercado frente a una gran cantidad de demandantes. Se llama natural porque su capacidad competitiva le permite posicionarse como la empresa que ofrece el producto al mejor precio y de la mejor calidad, desplazando a los demás competidores.

El monopolio natural no impide la competencia, podrían surgir nuevos competidores, pero como la empresa que goza de esta posición, es tan competitiva, fácilmente desplaza a sus competidores.

No es algo que afecte gravemente al consumidor, porque la empresa monopolista, para mantenerse en su estado privilegiado dentro del mercado, se esfuerza por seguir brindado el mejor producto, el mejor servicio y el mejor precio.

Características de un monopolio natural

Existen ciertas condiciones que, de forma natural, ayudan o favorecen que se origine la formación de estos monopolios, podemos mencionar las siguientes:

  • La infraestructura de producción de la empresa: Esta ventaja se presenta cuando la capacidad de producción de la empresa frente al mercado le permite producir siempre con costes decrecientes. Esta ventaja de los costos bajos les permite vender a precios bajos, en relación a posibles competidores que podrían surgir.
  • La empresa es capaz de abastecer a todo el mercado: Lo que hace que natural o espontáneamente se origine el monopolio.
  • Utilización de recursos naturales, que son ubicados en pocos lugares de nuestro planeta: Por lo tanto, es muy difícil para otras empresas entrar para competir y dedicarse a explotar esos recursos sumamente escasos.
  • Nivel de inversión muy alta: Aunque existan otras empresas que quieran entrar a competir en este mercado, no pueden hacerlo, porque no cuenta con suficiente capital financiero.
  • Patentes que protegen innovaciones tecnológicas: Si han adquirido patentes, esta situación les protege por cierto tiempo de otros posibles competidores, otorgando esa capacidad superior dentro del ámbito de sus potenciales competidores.

Maximización de utilidades en el monopolio natural

Cualquier empresa maximiza su utilidad o llega a su volumen óptimo de producción (VoP); cuando el CMa (costo marginal) es igual al IMa (ingreso marginal).

  • El costo marginal es el aumento que se produce en el CT (costo total) cuando se produce una unidad más.
  • El ingreso marginal es el aumento que se produce en el IT (ingreso total) cuando se vende una unidad más.
  • Para todas las empresas el costo marginal es decreciente en las primeras fases del proceso de producción. Esto se debe a que empieza a funcionar el principio de economía de escala. En este caso, al contrario que en otras empresas, el coste marginal se mantiene decreciente en las siguientes fases.

En el monopolio natural igual se maximizan utilidades en el volumen óptimo de producción (VoP) donde coincide el CMa y el IMa, para el monopolista su curva de demanda es una pendiente negativa, porque posee la demanda total del mercado.

Mientras el IMa del monopolio natural es decreciente, porque si decide aumentar o disminuir el nivel de producción, el grado de escasez del producto provoca cambios significativos en el precio.

Para entenderlo fácilmente observemos el siguiente gráfico:

Monopolio Natural

Podemos darnos cuenta de que el volumen óptimo de producción (VoP) o el punto donde se maximizan las utilidades coincide donde se intercepta el IMa y CMa. Sin embargo, el monopolio natural puede vender a un precio superior, porque tiene el control de la oferta. El recuadro amarillo es la ganancia monopolística. Distinto a los pequeños productores que no tienen poder en el mercado, el monopolista puede vender su producto a un precio que es mayor o superior a su costo marginal. Lo que lo distingue del monopolio puro, es que en este caso el coste marginal (CMa) es estrictamente decreciente.

Ejemplos de monopolios naturales

Algunos ejemplos que podríamos encontrar en la situación de monopolio natural, encontramos:

  • Abastecimiento de servicios básicos o primordiales: Tales como agua potable, energía eléctrica, suministro de gas. Si te pones a pensar en la ciudad o comunidad donde vives, y pones atención cuántas empresas compiten en ese mercado, siempre será una (monopolio puro) o dos empresas (duopolio) las que brindan estos bienes o servicios.
  • Productos de alta tecnología: Estos productos también son ofrecidos en algunos casos por una solo empresa (monopolio puro), por dos (duopolio) o por pocas empresas (oligopolio). Podemos mencionar productos como software y hardware.
  • Insumos o recursos sumamente escasos: Aquí podemos poner como ejemplo las empresas que explotan recursos como el uranio o el petróleo.

Análisis de la existencia de los monopolios naturales

Estos monopolios no llegan a tener un carácter absoluto, debido a que en el corto, mediano o largo plazo puede aparecer un nuevo competidor más eficiente que desplace a la empresa que ocupa ese lugar privilegiado dentro del mercado.

Recordemos el caso de la empresa Kodak, que se convirtió en el líder mundial en la industria fotográfica gracias a sus innovaciones tecnológicas, lo que les permitió mantener una posición privilegiada durante casi 130 años. Al momento de aparecer la fotografía digital Kodak perdió todas sus ventajas en este mercado.

Las situaciones de monopolio suelen ser negativas, pues los monopolistas siempre pueden aumentar los precios para lograr un mayor margen de utilidad, más de lo que se podría lograr en una situación de competencia. Por esa razón en la mayoría de los países se legislan leyes antimonopolio. Ello, con el objetivo de evitar que se den estas imperfecciones dentro del mercado, eliminando todo tipo de barreras que evite el ingreso de nuevos competidores.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario