Guía para calcular e interpretar el IDH

El índice de desarrollo humano (IDH) es un indicador de progreso. Cada vez es más importante medir las capacidades de una sociedad y no únicamente desde el punto de vista económico. En este artículo desarrollamos el concepto de IDH en profundidad.

El índice de desarrollo humano (IDH) es un indicador combinado con un perfil diferente a los indicadores utilizados tradicionalmente para medir el progreso. Históricamente, el indicador más utilizado a la vez que criticado para elaborar dicha tarea ha sido el producto interior bruto (PIB). Al mismo tiempo, el PIB desde que comenzara a utilizarse alrededor de 1930 por su creador (Simon Kuznets) ha sufrido diferentes variaciones.

Entre las variaciones se encuentran algunas como comparar los países no únicamente en la misma moneda, sino también teniendo en cuenta el nivel de precios y el poder adquisitivo. Por ejemplo, teniendo en cuenta la paridad de poder adquisitivo (PPA).

Sea como fuere, el propio Kuznets, quien fue premio Nobel de Economía hacia 1971, reconoció que algunas medidas, entre ellas la creada por él, presentan muchas limitaciones para medir el bienestar de un país.

¿Sustituye el IDH al PIB?

No, rotundamente no. Son dos indicadores diferentes. El PIB pretende medir el crecimiento económico, mientras el IDH pretende medir el desarrollo humano a través de otros indicadores.

Del mismo modo que existen indicadores para la inflación, para la tasa de desempleo o para la línea de pobreza, existen indicadores para el desarrollo humano.

Otro tema sería la fiabilidad del índice. Un detalle que comentaremos en profundidad más adelante.

Componentes del IDH

Tal y como los describe el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Índice de Desarrollo Humano (IDH) se encuentran los siguientes componentes:

  • Vida larga y saludable: Se tiene en cuenta la esperanza de vida al nacer.
  • Acceso a la educación: Años esperados de escolarización y promedio de años de escolarización.
  • Estándar de vida decentes: A través del producto interior bruto per cápita (PIBpc), ajustado a paridad de poder adquisitivo.

A pesar de que se aproxima mejor que el producto interior bruto al bienestar de la sociedad, ya que lo incluye en su cáculo— además de otras variables también importantes— está lejos de ser perfecto.

Una las grandes críticas ha sido no tener en cuenta la desigualdad. De ahí que el PNUD haya desarrollado un Índice de Desarrollo Humano Ajustado (IDHA). En este, las variables a tener en cuenta son las mismas, pero a la hora de calcular los índices que nos conducen al resultado final se tiene en cuenta la desigualdad.

¿Cómo se calcula el IDH?

Para el cálculo del Índice de Desarrollo Humano (IDH) se necesitan datos. Datos que podemos coger de diferentes fuentes. Así, el PNUD indica en su nota metodológica sus fuentes de datos:

  • Esperanza de vida al nacer: UNDESA
  • Esperanza de años de escolarización: UNESCO, ICF Macro Demographic and Health Surveys, UNICEF, encuestas de la OCDE.
  • Media de años de escolarización: UNESCO, ICF Macro Demographic and Health SUrveys, UNICEF y encuestas de la OCDE.
  • Producto interior bruto per cápita: Banco Mundial, FMI y United Nations Statistics Division.

Pasos para calcularlo

Una vez sabemos los datos a utilizar, debemos crear lo que el PNUD denomina índices de dimensión. Es decir, los índices con los que calcularemos el índice final.

A continuación se muestra una tabla de dimensiones a partir de la cual se calcula la dimensión de cada índice:

DimensiónIndicadorMínimoMáximo
SaludEsperanza de vida (años)2085
EducaciónEsperanza de años de escolarización
Media de años de escolarización
0
0
18
15
IngresoProducto interior bruto per cápita (2011 PPA $)10075000

Esta tabla, es la tabla orientativa para calcular los índices de cualquier país. De manera que, para un determinado país la forma de calcular cada índice de dimensión se utiliza la siguiente fórmula:

Índice de dimensión = (valor actual – valor mínimo) / (valor máximo – valor mínimo)

Donde el valor actual es el dato de la dimensión escogida para un país. Luego veremos un ejemplo, así que no te preocupes porque lo podremos ver detalladamente. Pero, antes de ir con el ejemplo, nos gustaría indicar unos detalles sobre los valores mínimos y máximos.

La tabla anterior es la tabla de referencia. Si un país tiene el máximo en todo, su IDH será de 1, mientras que si tiene los valores mínimos, su IDH será de cero. Por tanto, el IDH siempre se encontrará entre 0 y 1. Cuánto más alto mejor.

Quizá os preguntaréis por qué el valor mínimo de la esperanza de vida es 20, o el PIB per cápita mínimo en PPA $ es 100. Vamos a explicarlo:

En primer lugar se asume que la esperanza de vida mínima es de 20, ya que durante el siglo XX existen evidencias de que ningún país sobre la faz de la tierra tenía una esperanza de vida inferior a 20 años, el máximo se sitúa en 85 por tratarse de una medida realista, según indica el PNUD.

Respecto a la educación, el mínimo evidentemente es cero para los dos componentes. La esperanza de años de escolarización fija su límite máximo en 18 años, lo que es equivalente a obtener una carrera universitaria en la mayoría de países. De otro lado, la escolarización fija su máximo en 15 años, que es el máximo proyectado para este indicador para los próximos años.

Por último el PIB per cápita fija su cifra mínima en 100 dólares constantes bajo paridad de poder adquisitivo (PPA) y el máximo en 75.000 dólares PPA. El mínimo se encuentra fijado en 100 dólares PPA debido a que incluso aquellos países que no recogen datos, para subsistir necesitan como poco dicha cifra. En el lado opuesto, el del máximo, se fija el límite de 75.000 dólares per cápita PPA ya que según los estudios de Kahneman y Deaton (2010) no existen ganancias significativas en el desarrollo humano y el bienestar cuando el PIB per cápita en PPA supera estas cifras.

Por último, una vez calculados los índices de cada dimensión se realiza el cálculo del índice final. Es decir, el número que vemos como resultado final:

IDH = ( ISalud · IEducación · IIngreso )1/3

Nota: En el caso del índice sobre educación se realiza la media aritmética de los dos componentes. En el índice sobre el ingreso, se tienen en cuenta las variables en logartimos base 10 para ajustar los cálculos.

Ejemplo de cálculo del IDH

Para calcular el IDH de un determinado país, vamos a seguir los pasos que hemos descrito anteriormente:

  1. Obtención de datos
  2. Cálculo de los índices de dimensión
  3. Calculo del IDH

Supongamos que los datos para un país X son los siguientes:

IndicadorValor
Esperanza de vida (años)73,3
Esperanza de años de escolarización
Media de años de escolarización
10,5
8,5
Producto interior bruto per cápita (2011 PPA $)10.300 pc PPA $

Una vez tenemos los datos, calculamos el índice de cada dimensión

  • ISalud

ISalud = (73,3 – 20) / (85 – 20) = 0,82

  • IEducación

Esperanza de años de escolarización = (10,5 – 0) / (18 – 0) = 0,583

Media de años de escolarización = (8,5 – 0) / (15 – 0) = 0,567

IEducación = 0,567 + 0,583 / 2 = 0,575

  • IIngreso

IIngreso = log(10.300) – log(100) / log(75.000) – log(100) = 0,70

Una vez calculados todos los índices de dimensión, nos queda por calcular el IDH definitivo.

IDH = ( ISalud · IEducación · IIngreso )1/3

Sustituimos en la fórmula:

IDH = ( 0,82 · 0,575  · 0,70 )1/3 = 0,692

Críticas al IDH

El IDH ha sido un indicador muy criticado desde su creación. No son pocas las personas quienes indican que no se trata de una magnitud totalmente fiable. Y, en efecto, llevan parte de razón.

Como indicador, no puede abarcar toda la realidad y deja fuera variables que pueden reflejar una situación delicada en un país. Por ejemplo, un país que tenga una caída del PIB per cápita abrupta, cuya población comience a morirse de hambre no verá reflejada automáticamente sus variaciones en el IDH. La esperanza de vida, por citar la primera variable, irá cayendo pero gradualmente. Por tanto, el IDH, suponiendo que los datos sobre los que se calcula son confiables nos ofrece un panorama de evolución a largo plazo.

Además, no solo es importante entender que las variables sobre las que se calcula pueden ser rígidas a corto plazo, sino también la fiabilidad de los datos. El PNUD, al contrario que muchas personas creen no basa sus datos exclusivamente en las métricas ofrecidas por los países. Compara los datos de distintas instituciones y ofrece un dato final combinado. Por ejemplo, respecto al PIB per cápita, recoge datos del Banco Mundial, FMI y United Nations Statistics Division. Ahora bien, estos organismos no son infalibles y sus estimaciones difieren entre sí, ya que no es fácil calcular dichas métricas.

Otro punto importante es el ajuste por desigualdad. Supongamos un país con 100 habitantes. 50 tienen una esperanza de vida de 40 años y otros 50 de 90 años. La esperanza de vida media será de 65 años, pero existen una desigualdad enorme. Lo mismo ocurriría con la educación o con el ingreso. Ajustar por desigualdad, ha sido un gran avance en el desarrollo de este indicador. Su cálculo se complica y los datos no lo ponen fácil, pero era necesario.

Aunque existen muchas más críticas, nombraremos, en último lugar, la composición del índice. Podrían añadirse más indicadores, indicadores que reflejen de manera más actualizada y fidedigna los planos de la educación, la salud y el ingreso. De nada sirve tener un promedio de 10 años de escolarización, si la educación es de mala calidad. Del mismo modo, una esperanza de vida alta no garantiza que esos años de vida sean con buena calidad de vida.

Con el objetivo de que puedas documentarte mejor hemos creado los siguientes artículos:

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario