Joseph Stiglitz

El economista norteamericano Joseph Eugene Stiglitz nació en el año 1943 y es conocido por ser galardonado en 1979 con la Medalla John Bates y por ganar el Nobel de Economía en 2001. Su postura ha sido muy dura con instituciones como el Fondo Monetario Internacional, pues considera que éste sirve a los intereses de Estados Unidos. Por otra parte, ha mostrado una visión muy crítica de la globalización. Escritor, profesor y economista, se considera que Stilgitz encaja en una corriente conocida como los neokeynesianos.

La transparencia informativa

Las visiones más tradicionales de la economía, en particular el enfoque neoclásico, defienden que los mercados son eficientes. Sin embargo, Joseph Stiglitz sostiene que los mercados son perfectos bajo una serie de circunstancias muy específicas. Esto se debe a que la información es imperfecta, lo que también se conoce como asimetría informativa.

Para que todos aquellos que participan en el mercado dispongan de la misma información es necesario que un funcionamiento más democrático de los mercados. Por tanto, Stiglitz es partidario de una mayor transparencia informativa. De este modo, no se verá mermada la participación de la ciudadanía en los mercados.

Joseph Stiglitz no solo justifica la transparencia informativa por un funcionamiento democrático de los mercados. También lo justifica por una información de calidad y al alcance de todos, la cual permite lograr la asignación eficiente de los recursos.

Costes de transacción

Si Stiglitz hace una decidida apuesta por la transparencia informativa, cabe preguntarse por qué en los mercados se dan situaciones de asimetría informativa. Todo ello se explica por los costes de transacción. En otras palabras, los costes que conlleva obtener información, llevar a cabo una negociación y vigilar el cumplimiento del acuerdo alcanzado.

El modelo Shapiro-Stiglitz

Otra de sus aportaciones a la economía es el estudio de los salarios. A través del modelo Shapiro-Stiglitz, el estadounidense analizó el comportamiento de los salarios de los trabajadores. Ver salarios de eficiencia

Según este modelo, las empresas tienen la capacidad para poder vigilar el grado de desempeño de sus trabajadores. En caso de ser descubiertos holgazaneando, la empresa procederá a despedirlos.

En cuanto a los desempleados, el modelo Shapiro-Stiglitz establece que los desempleados tendrán unas características homogéneas. Las posibilidades de que los trabajadores puedan volver a ser contratados estarán en función del número de personas así como del grado de rotación de los trabajadores. Por otro lado, el salario actuará como factor motivacional para que los trabajadores se esfuercen.

Así, los salarios se verán influenciados por factores cómo:

  • La tasa de despidos por causas ajenas.
  • El nivel de monitorización: A mayor monitorización, los trabajadores tienen menor posibilidad de eludir sus responsabilidades. Por tanto, las probabilidades de ser descubiertos holgazaneando aumentan y también la posibilidad de perder el empleo.
  • El coste del esfuerzo.
  • El grado de desempleo: Cuanto mayor sea la tasa de desempleo que soporta una economía, mayor será el castigo que deba afrontar el trabajador que haya sido descubierto incumpliendo sus obligaciones.

Joseph Stiglitz y el comercio internacional

Respecto al comercio internacional, Joseph Stiglitz ha abogado porque los países más desarrollados eliminen barreras al comercio hacia los países en desarrollo. En este sentido, Europa y América del Norte tendrían que poner fin a los aranceles y a las cuotas a la importación de las naciones en vías de desarrollo.

En línea con lo establecido por el economista británico John Maynard Keynes, Joseph Stiglitz también defiende una estrecha vigilancia de los déficits comerciales. Joseph Stiglitz, en contra de las visiones más tradicionales del comercio, no da validez al principio de la ventaja comparativa. Esto significa que los países eminentemente exportadores están perjudicando a los países importadores. Por ello, los países con superávit comercial se benefician a costa del empobrecimiento de los estados con déficit comercial.

La zona del euro y las tensiones comerciales China-Estados Unidos

Ha sido especialmente incisivo con Alemania en lo referente al euro. Así, el tipo de cambio de Alemania no puede aumentar con respecto al tipo de cambio de otros estados de la zona euro. Y es que, Alemania, como país exportador, podría ver gravemente perjudicado su economía, pues se beneficia de los bajos tipos de cambio. Ver tipo de cambio real

Respecto a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, Joseph Stiglitz se ha opuesto a responder a China con medidas proteccionistas. Considera Stiglitz que esta clase de medidas únicamente acelerarán la destrucción de empleo y que no serán útiles para evitar la desindustrialización.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario