Una depresión económica es una fase de grave decrecimiento de la actividad económica. Suele traer una disminución importante del PIB, quiebra de empresas y bancos, tasas de desempleo altas y la congelación del crédito en la economía, acompañadas por hundimientos en las bolsas, que provocan pérdidas de valor alarmantes y el pánico entre los inversores.

Se podría considerar que una depresión es una gran recesión económica. Las consecuencias y características de una depresión son similares a las de una recesión pero de mayor magnitud y prolongadas durante más tiempo. Durante las depresiones suelen aumentar los suicidios, principalmente de empresarios que se ven ahogados por las deudas. Así como en las recesiones los precios suelen bajar, en las depresiones es común que se den situaciones de hiperinflación o de deflación sostenida en el tiempo.

No existe un consenso sobre cuando una crisis económica pasa de ser una recesión a ser considerada una depresión, así como la recesión se da cuando existen dos trimestres consecutivos con tasas negativas de variación del PIB, no existe medida para determinar cuando existe una depresión. Hay economistas que han intentado fijarla como un descenso del PIB mayor de 10% o una recesión prolongada durante más de tres años. Se suele hablar de depresión cuando la recesión se acentúa en el tiempo y cuando la actividad económica no muestra síntomas de mejora en algunos de sus principales aspectos.

En la crisis financiera del 2007, encontramos muchos países que sufrieron una recesión durante los años posteriores,  otros países que estuvieron en el limbo entre la recesión y la depresión, como es el caso de los países periféricos de Europa y algún país que cayó en una fuerte depresión, como es el caso de Grecia.

Una de las más duras críticas al sistema capitalista es el surgimiento de las depresiones. La teoría capitalista habla de ellas como una de las peores fases de un ciclo económico, mientras que el marxismo defiende que las depresiones son una muestra de la inviabilidad del sistema capitalista.

A lo largo de la historia el mundo ha visto varias depresiones económicas:

  • Grecia durante la crisis financiera 2008-2013.
  • Argentina entre 1999 y 2003 (4 años de recesión, superando tasas negativas del 10% anual).
  • Crack de 1929: Comienza en EEUU donde el PIB de 1933 llegó a ser un 27% menor que el de 1929. Esta depresión terminó afectando a todo el planeta.
  • Larga Depresión o gran depresión entre 1873 y 1896.
  • Pánico de 1837 en EEUU.