El análisis técnico es una estrategia de análisis bursátil que permite identificar las tendencias bursátiles a través del uso de gráficas. Consiste en analizar el registro gráfico del movimiento de un valor (una acción por ejemplo) y de deducir, posteriormente, a partir de esa historia gráfica, la probable tendencia futura. Un analista técnico debe localizar las tendencias en los precios pero también debe anticipar o detectar lo antes posible el cambio de las mismas.

La Teoría de Dow creada por Charles H. Dow a finales del siglo XIX fue el comienzo del análisis técnico. Este famoso economista fue el primero en analizar a fondo la tendencia general del mercado de valores. El índice bursátil más conocido del mundo (el Dow Jones) lleva su nombre.

Principios del análisis técnico

Los gráficos alertan del inicio, continuación y agotamiento de las tendencias en el análisis técnico, que se apoya en varios principios, los más importantes son:

  • El precio de mercado descuenta todo: Cualquier acontecimiento que se produzca en el mercado va a ser conocido por algún inversor o departamento de análisis, el cual intervendrá en el mercado comprando o vendiendo acciones, por lo que el precio de mercado oscilará.
  • Los precios se mueven por tendencias: Los precios tienden a seguir una misma dirección durante un tiempo, según la teoría del Dow, que analizaremos más adelante son de tres órdenes.
  • El volumen debe ser concordante: El volumen ha de tener relación directa con la tendencia, ya que, por ejemplo, un día de poco volumen alguna noticia insignificante puede alterar el precio, pero la tendencia principal seguiría intacta.
  • La historia se repite: Las reacciones de los inversores son idénticas, cuando las circunstancias también lo son.

Herramientas del análisis técnico

Los gráficos son la herramienta de trabajo del analista técnico, es como el horno para el panadero. Se han dibujado gráficos de todo cuanto cotiza en bolsa y de todos los estilos y formas posibles.

En el gráfico los analistas técnicos observan cual es la tendencia de los precios y si ésta tiene signos de agotamiento. Existen tendencias alcistas, bajistas y laterales. Además, existen soportes y resistencias, donde los precios suelen rebotar. En una tendencia alcista los precios tienden a subir, técnicamente se define a una tendencia alcista como aquella en que los máximos y mínimos son crecientes. Por lo que si hemos comprado y el precio sigue subiendo, respetando la tendencia, el valor de nuestra inversión aumentará. Una tendencia bajista es justo lo contrario.

En los gráficos podemos descubrir, de vez en cuando, una serie de dibujos creados por los niveles de precios que representan formaciones y figuras, que según el análisis técnico anticipan cambios en los precios, los más famosos son los suelos, techos y el hombro-cabeza-hombro.

Existe otra gran rama del análisis técnico que es el análisis cuantitativo, el cual se basa en estudiar una serie numérica de datos mediante indicadores matemáticos y estadísticos, como las medias móviles, el RSI, el macd, el volumen de negociación y las bandas de bollinger.

Ejemplo de análisis técnico con soportes y resistencia, tendencia bajista y alcista, y los análisis cuantitativos del volumen y el macd.

Análisis técnico