La teoría de Dow está formada por un conjunto de principios, desarrollados por Charles Henry Dow, que fundamentan el movimiento general de las cotizaciones bursátiles.

Charles Dow, allá por el año 1900 y hasta 1902, publicó parte de su teoría en el editorial Wall Street Journal. La teoría estaba basada en seis principios. Estos principios tratan de describir y explicar cómo se mueven las acciones.

Sin ningún ápice de duda, la teoría de Dow constituye el origen de lo que hoy se conoce como análisis técnico. Charles Henry Dow, que era economista, pensó que el mercado bursátil era un buen indicador de las condiciones económicas. Por lo que, si de alguna manera, conseguía entender los movimientos bursátiles podía analizar con mayor precisión el presente y futuro de la situación económica.

Principios de la teoría de Dow

La teoría de Dow está basada en seis principios básicos. Estos principios básicos hablan sobre la información de los precios, las tendencias, sus fases, la correlación entre índices, el volumen bursátil y los cambios de tendencia. Los seis principios básicos de la teoría de Dow son:

  • El precio lo descuenta todo

Toda la información está incluida en los precios. Toda la información pasada, actual e incluso futuro está descontada en los precios de una acción. Lo cual quiere decir que los anuncios de los periódicos, los cambios en los tipos de interés, las inflación e incluso las expectativas están incluidas en la cotización bursátil.

  • Las tres tendencias del mercado

La bolsa de valores no se mueve en línea recta. Se mueve en forma de zigzag. Es decir, una especie de sube y baja. Cuando las subidas superan a las bajadas, la tendencia es alcista. Mientras que, cuando las bajadas superan a las subidas, la tendencia es bajista. Así mismo, Charles Dow, distinguió tres tipos de tendencias según su importancia:

  1. Tendencia primaria: Es la tendencia principal y, por tanto, la más importante. Dura entre uno y tres años, aunque esto puede variar según el caso.
  2. Tendencia secundaria o intermedia: La tendencia secundaria es aquella que va en dirección contraria a la tendencia primaria. Va en contra de la tendencia principal, pero es de menor tamaño. Dura entre 3  semanas y 3 meses. Son lo que se conocen como correcciones y suelen ser más volátiles que la tendencia primaria.
  3. Tendencia terciaria o menor: Son aquellas que van en dirección contraria a las tendencias secundarias. Duran menos de tres semanas. La tendencia terciaria es la menos importante.

  • Las tres fases de las tendencias primarias

Las tendencias primarias están compuestas por tres fases. Las tendencias primarias alcistas están formadas por una fase de acumulación, fase de participación pública y fase de euforia. A su vez, las tendencias primarias bajistas están formadas por una fase de distribución, fase de participación pública y pánico. Estas fases fueron desarrolladas más tarde por Richard Wyckoff.

  • Los índices Dow Jones industrial y Dow Jones de transportes deben confirmarse

El índice Dow Jones Industrial es el índice que se conoce tradicionalmente como Dow Jones. Este índice no incluye ni transportes ni servicios públicos. Dow, estableció que para confirmar un movimiento tanto el índice industrial, como el de transportes debían moverse en el mismo sentido. En caso contrario, es señal de que los inversores comienzan a dudar.

 Este principio establece que el volumen debe ir a la par con la tendencia. Esto es, si la tendencia es alcista, el volumen debe aumentar cuando el precio sube y disminuir cuando el precio baja. De la misma manera, si la tendencia es bajista, el volumen debe aumentar cuando el precio cae y reducirse cuando el precio aumenta.

  • La tendencia se mantiene vigente hasta que se demuestre lo contrario

En este caso, lo contrario sería que la tendencia cambie. Es decir, una mercado está en tendencia alcista hasta que no cambia a tendencia bajista. Y un mercado está en tendencia bajista hasta que no cambia a tendencia alcista.

Otros principios adicionales

Además de los principios básicos, de los trabajos de Dow, se pueden deducir dos principios adicionales. Estos principios adicionales facilitan la aplicación de los principios básicos.

  • Precios de cierre: Los precios a tener en cuenta son los precios de cierre. Dow restó importancia a los movimientos intradiarios y estableció en sus principios que lo que realmente importaba eran los precios a fín de día.
  • Señales para identificar la vigencia de una tendencia: Hilando con el último principio, Dow mostró una regla sencilla para aplicar este principio. Una tendencia deja de ser alcista y pasa a ser bajista, cuando el precio rebasa el mínimo de referencia. Así mismo, una tendencia deja de ser bajista y pasa a ser alcista, cuando el precio supera el máximo de referencia. En la siguiente imagen se puede observar cómo se trazan los mínimos y máximos de referencia. Aunque, todo sea dicho, el que importa es el último.

Muchos analistas y traders cometen el error de pensar que una tendencia deja de serlo cuando el precio cruza la línea de tendencia. Sin embargo, desde el punto de vista teórico esto es erróneo. La tendencia cambia cuando el precio cruza en dirección contraria el último punto de referencia.