Corredor de bolsa

Lectura: 3 min

El corredor de bolsa o agente de bolsa es un intermediario clave del sistema financiero. Su función principal es contactar a compradores y vendedores de activos mobiliarios.

En otras palabras, el corredor es un nexo entre la oferta y la demanda en el mercado de valores. Así, las personas comunes pueden colocar su dinero en grandes empresas y/o proyectos. Esto, aunque no cuenten con conocimientos especializados en bolsa.

Características del corredor de bolsa

Entre las características del corredor de bolsa destacan:

  • Es una labor que puede ejercer una persona natural o jurídica.
  • Para operar, requiere la autorización del respectivo ente regulador. Dicho trámite exige varios requisitos como una edad mínima, un determinado nivel de instrucción, acreditar conocimientos financieros, entre otros.
  • Un corredor está bajo permanente supervisión. Así, el regulador le solicita la presentación periódica de estados financieros. Igualmente, se exige el mantenimiento de una cantidad mínima de patrimonio y/o liquidez.
  • El agente recibe una comisión variable que depende de las operaciones realizadas. Además, puede percibir una comisión fija que no esté sujeta a resultados. Todo lo anterior se establece en el contrato de corretaje entre el agente y su cliente.
  • Los clientes pueden ser inversionistas o entidades (públicas o privadas) que busquen financiamiento en el mercado de valores.
  • Por un lado, si el cliente es emisor, el agente impulsa la colocación de acciones, bonos u otros instrumentos. Luego de lanzar la oferta pública, el corredor difunde información sobre los nuevos títulos con el fin de conseguir compradores.
  • Por otro lado, en caso el cliente sea inversionista, el intermediario administra su patrimonio. Su objetivo será buscar oportunidades para generar ganancias.
  • El trabajo del agente no se limita a lo operativo, sino que implica asesoría permanente.

Todo sea dicho, la ley respecto a la actuación y supervisión de los corredores de bolsa, puede cambiar entre países. Por ejemplo, en España la CNMV prohíbe cobrar honorarios o comisiones diferentes a las que cobra la empresa para la que trabajan. Además, aunque son figuras íntimamente relacionadas con el concepto de bróker (y muchas veces utilizadas como sinónimos) tienen características diferentes según el contexto en el que se utilicen.

Factores a considerar al elegir un corredor de bolsa

Los principales factores a considerar al elegir un corredor de bolsa son los siguientes:

  • En primer lugar, debe verificarse si el agente cuenta con autorización para operar.
  • Un indicador clave son los resultados que obtuvo el agente para otros inversionistas. Esto, tomando en cuenta que en un corto plazo el mercado financiero puede sufrir pérdidas. En ese sentido, es preferible evaluar datos de varios años y no detenerse en un solo periodo.
  • En línea con lo anterior, es importante conocer qué tan acertado es el agente en sus previsiones del mercado. Cuanto más atinado haya sido en el pasado, más ganancias habrá generado a sus clientes.
  • Otra variable a considerar es la experiencia. Cuanto más tiempo lleve operando el corredor de bolsa, mayor será su conocimiento del ámbito financiero. Sin embargo, esto no es un factor determinante.
  • Un dato adicional, pero no menos relevante, es en qué mercados opera el corredor. Esto, a fin de asegurar coincidencia con los intereses del cliente. Por ejemplo, para invertir en la Bolsa de Londres, se requiere un agente autorizado en dicho mercado.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on print

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE...

NEWSLETTER

Recibe nuestras noticias y novedades

¿QUIERES ENTENDER LA ECONOMÍA?

La economía fácil, la economía para todos