Escudo fiscal

El escudo fiscal es todo aquel gasto que debe descontarse en la cuenta de resultados de la empresa para obtener el beneficio antes de impuestos (BAT).
Por lo tanto, cuanto mayor sea el escudo fiscal, menor será el BAT y se pagará un Impuesto de Sociedades (IS) más bajo. Por ejemplo, los gastos financieros, que son los intereses pagados por las deudas adquiridas, son un escudo fiscal. Luego de deducirlos, disminuye el importe sobre el cual se estima el IS. Esto luego lo explicaremos con un ejemplo.

Se puede asegurar que, en general,  todos los gastos (operativos, financieros y extraordinarios) representan un escudo fiscal porque merman el BAT de la compañía.

Características del escudo fiscal

Entre las características del escudo fiscal destacan:

  • Solo funciona cuando la empresa genera utilidades y no pérdidas. De otro modo, no habría un IS por pagar.
  • No debe confundirse con paraíso fiscal, que es aquel país o localidad donde los inversionistas llevan su dinero atraídos por distintos beneficios. Estos pueden ser, por ejemplo, bajos impuestos o el compromiso de reserva de información del ahorrista.
  • Los escudos fiscales son importantes, sobre todo, cuando el gasto involucrado no genera una salida real de dinero, es decir, cuando permiten pagar menos impuestos aunque no exista un desembolso de efectivo. Un ejemplo es la depreciación, cuyo efecto explicaremos más adelante.
  • Para cuantificar el escudo fiscal se multiplica la tasa impositiva por el gasto o monto deducido.

La depreciación como escudo fiscal

La depreciación, que sirve como escudo fiscal, corresponde al desgaste ocasionado por el paso de tiempo sobre un determinado bien. El propietario no efectúa en realidad ningún pago, pero debe corregir a la baja el valor consignado del activo depreciado en los estados financieros.

Por ejemplo, veamos el siguiente cuadro:

Cuenta de resultadosValor en dólares americanos
Ingresos o ventas netas35.500
-Costes de venta27.000
Margen bruto8.500
-Gastos generales, de personal y administrativos4.700
EBITDA3.800
-Gastos de amortización y provisiones300
Beneficio antes de intereses e impuestos (BAIT) o EBIT3.500
+ Ingresos extraordinarios200
– Gastos extraordinarios1.500
Resultado ordinario2.200
+ Ingresos financieros400
– Gastos financieros300
Beneficio antes de impuestos (BAT) o EBT2.300
– Impuesto de sociedades690
BENEFICIO NETO O RESULTADO DEL EJERCICIO1.610

Supongamos que el gasto de amortización y provisiones corresponde a la depreciación de una maquinaria que asciende periódicamente a US$ 300. Si este importe no pudiera deducirse, el BAT ascendería a US$ 2.600 y el IS, asumiendo una tasa de 30%, sería mayor, como vemos a continuación:

 

EBITDA3.800
-Gastos de amortización  y provisiones
Beneficio antes de intereses e impuestos (BAIT) o EBIT3.800
+ Ingresos extraordinarios200
– Gastos extraordinarios1.500
Resultado ordinario2.500
+ Ingresos financieros400
– Gastos financieros300
Beneficio antes de impuestos (BAT) o EBT2.600
– Impuesto de sociedades780
BENEFICIO NETO O RESULTADO DEL EJERCICIO1.820

Así, el escudo fiscal o ahorro en pagos al fisco por la depreciación sería el siguiente:

(2.600-2.300)  x 0,3= US$ 90

Los gastos financieros como escudo fiscal

Los gastos financieros también son un tipo de escudo fiscal. Estos provienen de los intereses generados por deudas contraídas por la empresa. Para entenderlo mejor, veamos un ejemplo.

Analizemos el caso de la compañía AZUL, que presenta la siguiente cuenta de resultados en su último ejercicio.

Cuenta de resultadosValor en dólares americanos
Ingresos o ventas netas35.500
-Costes de venta20.000
Margen bruto15.500
-Gastos generales, de personal y administrativos11.500
EBITDA4.000
-Gastos de amortización y provisiones1.200
Beneficio antes de intereses e impuestos (BAIT) o EBIT2.800
+ Ingresos extraordinarios100
– Gastos extraordinarios1.400
Resultado ordinario1.500
+ Ingresos financieros
– Gastos financieros300
Beneficio antes de impuestos (BAT) o EBT1.200
– Impuesto de sociedades360
BENEFICIO NETO O RESULTADO DEL EJERCICIO840

Los gastos financieros son los intereses producidos por un crédito adquirido por la firma para la compra de maquinaria. Ahora, imaginemos que en lugar de solicitar un préstamo la empresa hubiese recurrido a recursos propios para la obtención del activo fijo.

En ese caso, asumiendo que el resto de los datos permanece igual, el resultado ordinario sería igual al BAT y el IS se calcularía sobre US$ 1.500

1.500 x (30%) = US$ 450

El escudo fiscal generado por los intereses sería:

(1.500 – 1.200) x (30%) = US$ 90

En conclusión, al incluir los intereses por pagar, baja el beneficio neto de la firma. Sin embargo, caen también los tributos que se pagan al fisco, lo que incluso puede significar un mejor resultado en el estado de flujos de efectivo.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario