Cuando nos planteamos invertir nuestro dinero, una de las principales herramientas que nos encontramos son los fondos de inversión. Para ello es fundamental saber como funciona un fondo de inversión.

Una vez sabemos como funciona, nos surge la duda de qué resulta mejor, si invertir en un fondo, comprar bonos y letras del tesoro, adquirir acciones de alguna empresa o la inversión en algún otro tipo de activo financiero. Para que os resulte más cómodo, desde Economipedia hemos resumido las ventajas de invertir en un fondo de inversión:

Acceso a casi cualquier mercado

El inversor, a través de los diferentes tipos de fondos, tiene acceso a mercados que en muchos casos no estarían a su alance si invirtiese de forma individual. Esto nos ayuda a diversificar, significa repartir el dinero en diferentes productos para compensar posibles pérdidas con parte de las ganancias. “No poner todos los huevos en la misma cesta”.

Gestión profesional

Para invertir directamente en acciones hay que disponer de conocimientos económicos como saber interpretar un balance, una cuenta de resultados, conocer el funcionamiento del mercado y un largo etc. Para invertir en un fondo no es necesario estudiar finanzas, al existir una sociedad gestora que utiliza su tiempo en estudiar el comportamiento de los mercados con el fin de rentabilizar las aportaciones de los inversores. A cambio recibirá una comisión que debe estar dentro de los límites máximos fijados por la ley, además de estar recogidos en el folleto informativo del fondo.

Eficiencia

Al invertir de forma colectiva, los fondos de inversión aprovechan las economías de escala. Incurren en menores costes al operar en los mercados.

Amplio abanico de posibilidades

Actualmente existe una tipología de fondos extraordinariamente variada que permite encontrar productos adecuados para cualquier perfil inversor, desde los más conservadores a los más dispuestos a asumir riesgos. Sin embargo, esta gran variedad puede dificultar al inversor la elección.

Regulados

Los fondos no pueden hacer lo que quieran con su dinero,  tienen que seguir las reglas marcadas dentro de su reglamento y por supuesto dentro del marco de la ley y del Reglamento de las Instituciones de Inversión Colectiva. Por otro lado la CNMV tiene la obligación de controlar la actuación de los fondos y proteger a los partícipes de la mala actuación de los gestores. Además la sociedad depositaria deberá comprobar que la gestora ha respetado los coeficientes y criterios de inversión previstos en la ley así como controlar que el cálculo del valor liquidativo ha sido realizado correctamente.

Para saber más sobre fondos de inversión, lee la explicación de fondo de inversiónlos tipos de fondos de inversión.