Las finanzas corresponden a un área de la economía que estudia la obtención y administración del dinero y el capital, es decir, los recursos financieros. Estudia tanto la obtención de esos recursos (financiación), como la inversión y el ahorro de los mismos.

Las finanzas estudian cómo los agentes económicos (empresas, familias o Estado) deben tomar decisiones de inversión, ahorro y gasto en condiciones de incertidumbre. Al momento de tomar estas decisiones los agentes pueden optar por diversos tipos de recursos financieros tales como: dinero, bonos, acciones o derivados, incluyendo la compra de bienes de capital como maquinarias, edificios y otras infraestructuras. Ver diferencia entre ahorro e inversión.

Los intermediarios financieros son los agentes dedicados a poner en contacto las dos partes de las finanzas, los ahorradores y los que necesitan financiación.

Áreas de estudio de las finanzas

Las finanzas estudian una amplia gama de transacciones relacionadas con la administración óptima de los recursos financieros. Entre sus áreas de estudio destacan:

  • El estudio de la rentabilidad de las inversiones: cuándo es conveniente o no invertir en un proyecto o cómo elegir entre varios proyectos.
  • Cómo manejar adecuadamente el endeudamiento: mantener el endeudamiento bajo control y aprovechar sus beneficios para crecer en el futuro.
  • Mantener bajo control las variaciones del valor del dinero en el tiempo: controlar la pérdida de valor del dinero en escenarios con inflación.
  • La determinación de los precios de los activos tangibles e intangibles: de acuerdo a su riesgo y tasa esperada de retorno (ver por ejemplo TIR).

Tipos de finanzas

Las finanzas pueden dividirse en cuatro grandes grupos:

  • Finanzas corporativas: se enfoca al estudio de la obtención y administración de los recursos de las empresas. Entre sus áreas de estudio se encuentran:
    • En qué proyectos productivos se debe invertir
    • Cuando repartir dividendos
    • Cuáles son las opciones de financiación óptimas
  • Finanzas personales: se refiere al estudio de la obtención y administración de los recursos de las familias o individuos. Entre sus áreas de estudio se encuentran:
    • Cómo elegir una carrera o profesión rentable
    • El manejo óptimo del ingreso laboral y el endeudamiento
    • La toma de decisiones de inversión y ahorro (como por ejemplo cuando comprar una casa o dónde poner nuestros ahorros)
  • Finanzas públicas: trata del estudio de la obtención y gestión de los recursos financieros de las instituciones del Estado. Entre sus áreas de estudio se encuentran:
    • La obtención de recursos a través de impuestos
    • La inversión en proyectos públicos rentables
    • La elección de los mecanismos de redistribución de los recursos
    • El manejo apropiado del déficit y superávit gubernamental
  • Finanzas internacionales: se refiere al estudio de las transacciones financieras a nivel internacional. Entre sus áreas de estudio se encuentran:
    • El endeudamiento en el extranjero
    • Los efectos de la fluctuación del tipo de cambio en la rentabilidad
    • Los movimientos de capital extranjero
    • El riesgo inherente a invertir en un determinado país

Recursos de las finanzas

Para estudiar las finanzas existen varias herramientas que administran y analizan los recursos financieros y el uso que se hace de ellos.

  • Contabilidad: es un recurso de las finanzas que sirve para administrar los gastos e ingresos de una compañía. Es una herramienta clave para conocer en qué situación y condiciones se encuentra una empresa y, con esta documentación, poder establecer las estrategias necesarias con el objeto de mejorar su rendimiento económico. La contabilidad se puede utilizar para administrar cualquier grupo: las finanzas corporativas, las finanzas personales, las finanzas públicas y las finanzas internacionales.
  • Finanzas conductuales: son el campo que analiza las finanzas desde un punto de vista psicológico. Describe cómo se comportan las personas y como toman las decisiones. Nace de la unión de la psicología, la economía tradicional y la neuroeconomía.

Origen de las finanzas

El origen de las finanzas puede encontrarse alrededor del siglo XV, con el surgimiento del capitalismo. Es en esta época cuando comienzan a desarrollarse los bancos comerciales que ofrecen servicios de intermediación, préstamo y ahorro.

Con el paso del tiempo, las instituciones financieras y sus productos se han ido evolucionando y modernizando. Han aparecido nuevos intermediarios distintos a los bancos tradicionales (como por ejemplo sociedad gestoras de carteras, instituciones de inversión colectiva, etc.) y también nuevos productos financieros que ofrecen multitud de opciones a los clientes.

En cuanto a su desarrollo teórico, recién en el siglo XX las finanzas pasan a constituirse como un área de estudio propiamente tal. Su origen puede encontrase en los trabajos de Irvin Fisher en 1897 en donde se refiere a las finanzas como una nueva disciplina.

Su ámbito de estudio se ha ido perfeccionando en el tiempo con el desarrollo de teorías que intentan explicar la determinación óptima del precio de los activos, la rentabilidad esperada, las decisiones en escenarios de incertidumbre, etc.