Un oligopolio es una estructura de mercado en donde existen pocos competidores relevantes. Cada uno de ellos tiene cierta capacidad de influir en las variables del mercado (como precio y cantidad de equilibrio).

En el oligopolio, las empresas competidoras tienen poder de mercado, pero a un nivel inferior que en caso del monopolio. Ya que en vez de haber solo un oferente, existe un pequeño grupo de empresas. Esto significa que si bien cada una de las empresas tiene influencia sobre el precio y cantidad de mercado (no lo toman como dado), la libertad para elegir el nivel de dichas variables se ve limitado por la existencia de otras empresas competidoras. Un caso especial de oligopilio es el duopolio, donde existen solamente dos oferentes en un mercado.

Conducta de los oligopolistas

Los oligopolistas enfrentan lo que se llama interdependencia estratégica. Es decir, saben que las acciones de unas afectan los resultados de las otras. Así por ejemplo, si mi competidora decide aumentar su producción, probablemente el precio de mercado caerá y eso afectará negativamente a mis utilidades. Por el contario, si mi competidora reduce su producción, esto podría tener un efecto positivo en mis utilidades.

La interdependencia estratégica hace que las decisiones que tome cada una de las empresas afectarán a las restantes y el resultado final del mercado.

Elección óptima en el oligopolio

La elección óptima de las variables precio y cantidad dependerá de las características del mercado y sobre cuáles variables compiten las empresas.

En general podemos encontrar tres escenarios básicos: líder-seguidor, elección simultánea en cantidades y elección simultánea en precios.

  • Líder-seguidor: en este caso tenemos que una empresa (generalmente la más grande o más antigua) elige primero la variable clave (precio o cantidad) y luego la otra u otras empresas hace su elección. Así por ejemplo, en el mercado tecnológico podemos observar que IBM es una empresa líder y que sus decisiones marcan la pauta para las decisiones de producción y precio de las empresas competidoras más pequeñas.

La toma de decisión óptima es este escenario competitivo se refleja en el modelo llamado Stackelber en donde el líder debe tomar en cuenta la posible reacción del seguidor ante el nivel de cantidad o precio que decida elegir. Posteriormente, el seguidor toma como dado o fijo el valor de la variable elegida por el líder para finalmente decidir cuál será el suyo.

  • Elección simultánea de cantidades: también conocido como modelo de Cournot, acá las empresas deciden al mismo tiempo la cantidad a producir sin que exista un valor dado. En este caso, las empresas maximizan sus beneficios dadas las expectativas o pronósticos que tengan de las decisiones de producción de las otras.
  • Elección simultánea de precios: también se conoce como el modelo Bertrand. En este caso, las empresas también eligen de manera simultánea y el resultado final se acerca a competencia perfecta cuando las empresas venden productos muy similares (homogéneos).

 Colusión o acuerdo anti-competitivo

Otro escenario posible es que las empresas oligopólicas, al darse cuenta de su interdependencia estratégica decidan ponerse de acuerdo para no competir. Esto es lo que se llama un acuerdo de colusión, con él, las empresas acuerdan el nivel de precio o cantidad de modo de maximizar sus utilidades conjuntas.

No obstante, si bien la colusión puede ser un escenario muy favorable para las empresas, existen ciertas dificultades para lograrlo. En efecto, los miembros del acuerdo tienen la tentación de engañar a sus compañeros y así aumentar sus utilidades individualmente. De esta forma, para que un acuerdo de colusión sea exitoso es necesario que las empresas encuentran formas de controlar el comportamiento de sus colegas y sancionar en caso de desvío.

En cualquier caso, la colusión es una conducta ilegal, que es perseguida y sancionada por la gran mayoría de los países que cuentan con leyes de competencia. El organismo encargado de investigar y sancionar este tipo de conductas anticompetitivas es la Agencia de Competencia.

Posibles causas de un escenario oligopólico

El hecho de que existan pocas empresas en un mercado puede explicarse por la existencia de barreras a la entrada. En general, una de las más relevantes suelen ser las economías de escala que hacen que la entrada de una empresa sólo sea viable cuando puede alcanzar una proporción significativa del mercado.

Otros tipos de competencia imperfecta

En la siguiente tabla puedes ver todos los tipos de mercado en competencia imperfecta:

Estructura de mercadoNúmero de oferentes y grado de diferenciación productosGrado de control sobre el precioEjemplo
MonopolioUn solo oferente, no existen productos sustitutosCompletoMonopolio de servicios de agua potable (no regulado)
OligopolioPocos oferentes con productos homogéneos o diferenciadosAlgunoFabricación de Vehículos (diferenciado) o Fabricación de productos químicos (no diferenciado)
Competencia monopolísticaMuchos oferentes con productos diferenciadosAlgunoComida rápida
MonopsonioUn solo demandanteCompletoObra pública
OligopsonioPocos demandantesAlgunoGrandes distribuidoras