El análisis bursátil pretende identificar y calcular a través de diferentes métodos el valor y el precio de las acciones de una compañía o activo financiero, con la finalidad de poder obtener un beneficio tras un estudio exhaustivo de las variables que pueden influir en las reglas de formación de ese precio a la hora de tomar decisiones de inversión.

Tipos de análisis bursátil

Existen dos tipos de análisis bursátil:

  • Análisis técnicoEste tipo de estudio se basa en analizar los gráficos históricos de una activo financiero o en fórmulas matemáticas que predicen el precio del mismo mediante:
    • Gráficos/charts de cotizaciones y volúmenes.
    • Osciladores e indicadores estadísticos.
    • Ondas de Elliot/Fibonacci.

El análisis técnico tiene dos vertientes, la primera y más común es el uso del análisis técnico para identificar tendencias, niveles de entrada y salida para identificar si el precio está sobrevalorado o infravalorado.

La segunda, es el uso de algoritmos complejos que suelen trabajar en  lapsos de segundo y cuya actividad se conoce como High Frecuency Trading (HFT), teniendo gran relevancia en el volumen de negociación que existe en el mercado (hay teorías que apoyan este tipo de contratación por generar contrapartidas y liquidez en cualquier momento y otras que consideran que hacen al mercado más vulnerable).

  • Análisis fundamentalEstudia la información financiera disponible de la empresa o el activo financiero, las sinergias positivas o negativas que pueden existir a su alrededor o en su sector, en general, analiza todo los factores posibles que pueden incidir en la valoración de una acción.

Analiza, por ejemplo, el balance, su cuenta de resultados, la estructura de generación de flujos de caja y sus modelos financieros, la deuda con respecto al pasivo total de la empresa, esto es, analiza aspectos microconómicos. Sin embargo, también existen aspectos macroeconómicos que afectan a la economía global, como el producto interior bruto de un país o la tasa de inflación.

Por último, indicar que hay una crítica al análisis bursátil basada en que los precios de los activos financieros siguen una secuencia aleatoria que no es posible determinar a través del análisis técnico y el análisis bursátil, esta crítica se conoce como paseo aleatorio. Esta teoría basa su explicación en que la formación de precios es imperfecta siguiendo una cadena aleatoria que no se predice con los análisis tradicionales, ya que es muy difícil pronosticar el sentimiento de todos los inversores que participan en el mercado.