Entrevista a Giancarlo Prisco: «Vivir del trading no es hacerse millonario»

Giancarlo Prisco es trader, nacido en Italia y se dedica a invertir en bolsa desde 2008. Hoy nos cuenta algunos de sus secretos y experiencias más interesantes.

Italiano de nacimiento, apasionado por los mercados financieros y el trading, se licenció en Economía de los Mercados y de las Instituciones Financieras en la Universidad de Bérgamo (Italia), con una tesis en el campo del análisis técnico con la profesora Giovanna Zanotti de la Universidad Bocconi. Desde el 2008 trabaja como analista técnico independiente y trader en los principales mercados financieros y ha colaborado activamente con la Universidad UNINT de Roma y la Universidad de Roma Tre en Italia.

Además, ha trabajado como asesor financiero y colabora como analista en Bolsa.com y con Admiral Markets impartiendo regularmente webinarios y seminarios en español e inglés sobre temas macroeconómicos y de educación financiera.

Ha dirigido por tres años en SimplementeTrading una sala de trading con formación en tiempo real en el Dax alemán. Colabora activamente en Italia con Investire.biz, donde ha llevado su reconocida técnica de scalping en los índices.

Enamorado de España, desde hace un tiempo vive en Cádiz, donde mantiene su despacho de análisis e inversiones.

1. Buenos días Giancarlo, te conozco desde hace tiempo y sé que tienes mucho qué contar. ¿Qué te parece si empezamos por tus inicios en la bolsa?

Estaba estudiando en la facultad de Economía cuando me empecé a interesar por la bolsa, aunque mi primer contacto con dinero real sólo fue posible en 2009; con un pequeño capital pude finalmente invertir en el mercado de acciones italiano, en el sector bancario y en el de materias primas. Esto me permitió obtener buenas ganancias (tuve la suerte de entrar en una tendencia alcista de nueve meses).

En general, he estudiado siempre solo, formándome con libros, escuchando los mejores traders y a través de los programas de análisis técnico que me proporcionaba la cuenta de inversión.

2. Cuéntanos qué es eso del scalping. ¿Por qué llevas a cabo ese tipo de trading?

El scalping consiste en hacer operaciones de unos pocos minutos e incluso segundos. Es decir, entrar al mercado y si el objetivo se cumple, a los 30 segundos vender.

El scalping es mi técnica preferida. Muchos están en contra y dicen que no es posible llevarlo mucho tiempo, que no es rentable y vale solo el largo plazo. Esto es mentira. No existe una verdad absoluta, sino la capacidad de cada trader de desarrollar a lo máximo sus capacidades en la técnica que prefiere. El scalping en el índice DAX y los índices americanos, me ha permitido capitalizarme para luego poder enfrentarme a otro tipo de inversiones y en otros instrumentos en el medio y largo plazo.

El por qué tiene que ver quizá con algo más personal. Me identifico con el hecho de enfrentarme cada día con la manipulación en su máxima expresión, permitiéndome desarrollar mis conocimientos y mis capacidades en el mercado a un nivel profesional.

3. ¿Qué tipo de análisis utilizas? ¿Por qué?

Análisis volumétrico. Es imprescindible porque representa el interés de los inversores por cualquier instrumento financiero. A esto he añadido un estudio de cómo funciona el trading de alta frecuencia y de consecuencia en las máquinas algorítmicas. De esa forma tengo claro en qué niveles moverme antes de que abra el mercado.

Como dije en un artículo de febrero en finanzas.com “el precio se mueve sólo y exclusivamente si se alcanzan ciertos puntos de precio, administrados con esquemas y obligaciones que describen claramente la sucesión de movimientos. Cuanto más fuertes sean estos puntos, más probable será el movimiento. Todo se repite de la misma forma”.

4. Operas principalmente futuros financieros sobre índices y materias primas ¿Por qué no operas en el mercado forex?

Los futuros en índices son unas excelentes herramientas por el day trader. Tienen alta liquidez y permiten una visión volumétrica concreta y sencilla de seguir. Por algunos tipos de estrategias complejas que utilizo prefiero los CFDs, mientras el futuro lo utilizo para buscar operaciones en tendencia cuando la volatilidad intradía permite ciertos tipos de recorridos.

Para espacios temporales más amplios estoy implementando las opciones financieras, en particular en el S&P 500 y en el VIX. Las materias primas las trabajo principalmente en ciertos niveles de precio, con la ayuda de los volúmenes, que me permiten buscar tendencia en base semanal y mensual.

El forex lo trabajo muy poco, ya que por la enorme cantidad de volúmenes que intercambia cada día es difícil de detectar; me concentro en la estacionalidad y el estudio de los COT, para buscar concretamente tendencia en base semanal o mensual en los principales pares.

5. ¿Crees que es posible hacer day trading rentable en forex?

No tenemos disponibles volúmenes fiable en el forex. O mejor dicho no podemos ver la totalidad de ellos. Nacido como un mercado interbancario, solo el EUR/USD tiene 2 trillones de dólares al día de intercambio. Esto nos dice la grandeza de ese mercado.

Mantener un day trading ordenado y constante en el mercado forex es verdaderamente difícil. Se alternan fases muy laterales difícil a operar a nivel intradía. Con esto no quiero decir que no se puede, pero hay que ser concreto. Se necesitan muchas horas y mucha paciencia.

Conozco un trader profesional que trabaja el mercado forex en la sesión asiática y esto le conlleva operar por lo menos 6 horas cada noche. En un mercado tan grande es mejor operar en otros espacios temporales más amplios entrando en determinados momentos y intentado sacar operaciones que podemos dejar correr una vez determinado el rango de negociación, objetivos y eventuales punto de roturas en zonas importantes a nivel diario y semanal. Personalmente utilizo gráficos de 4h y diario para buscar ocasiones interesantes.

6. ¿Cómo utilizas el análisis macroeconómico en tu trading?

Conectar los hechos macroeconómicos con el trading resulta verdaderamente interesante. El calendario económico nos indica los eventos que más impactan en la bolsa durante una jornada de contratación, por ejemplo, los datos de inflación, de empleo y las decisiones de política monetaria por parte de los bancos centrales.

Junto a esos eventos podemos asistir a una masiva acción de las máquinas algorítmicas que suben la volatilidad y pueden ofrecer interesantes ocasiones de trading en los días siguientes. Naturalmente, hay que tener mucha experiencia para poder leer correctamente esos tipos de datos, teniendo en cuenta que la volatilidad generada confunde y asusta los operadores.

Al mismo tiempo seguir la FED y el BCE, leer detenidamente todos los papeles que producen, me ha ayudado mucho a entender como trabajan y cómo influyen sus decisiones en el mercado.

7. ¿Cuál ha sido tu mejor momento en bolsa? ¿Y el peor?

El año pasado el aumento vertiginoso de la volatilidad me ha llevado a hacer números extraordinarios. Soy un fan de la volatilidad y del scalping muy agresivo como sabes; el 2018 ha sido memorable porque he podido aplicar mi experiencia acumulada en los años pasados con numerosas operaciones ganadoras sea en scalping sea en diferentes temporalidades, sobretodo en el DAX y en los índices americanos.

Mientras muchos fondos de inversiones han perdido mucho dinero sin posibilidad de adaptarse a los cambios, así como muchos operadores quedaban asustados frente a tanta volatilidad, el percurso de crecimiento interior llevado en años de trabajo y con la ayuda de colegas como Germán Antelo y Enrique Valdecantos, ha conllevado un momento de alta madurez operativa.

El peor momento creo lo recuerdas bien, fue en 2014 y perdí en un solo día la friolera de 10.000 euros. En este enlace se publicó la historia:

Una historia de trading y amor: levantarse de una pérdida de 10.000 euros

8. ¿Cuánto tiempo te ha costado llegar a vivir del trading?

Vivir del trading es una expresión muy mal interpretada. Cuando he decidido dejarlo todo para dedicarme exclusivamente a esto hace 6 años, ha sido la mejor decisión de mi vida. Pero tengamos en cuenta que “vivir del trading” no significa convertirse millonario en unos años o llevarse el sueldo mensual sentado en casa en pijama.

Tú me enseñas que hay que calcular muchísimas variables para poder crear una rentabilidad a largo plazo que cubra gastos, impuestos y en mi caso la jubilación. Y sobre todo vivir en la eterna incertidumbre. Mejor dicho, vivir el cambio como una rutina, algo que hará parte de nuestra vida por siempre.

Aunque ganéis mucho dinero, vivir del trading significa tirarse en una arena de leones y serpientes todos los días, salir con las sonrisas al final del día, acostarse y luego volver a empezar. Y gastar menos de lo que se gana, acumulando y diversificando.

Es un recorrido de lágrimas y sangre, donde no tienes ninguna certeza de lo que será de ti, pero tienes claras dos cosas: primero tendrás la libertad de decidir tu propio destino y segundo recuperaras tiempo de tu vida al trabajo esclavista para poder utilizarlo como mejor creas.

Tengo una casa, una compañera de vida fantástica y el mar al lado. Tengo todo lo que necesito. Tengo para comer todos los días, puedo comprarme algunas cosas y viajar donde quiero. No estoy pegado a los objetos y mi carácter ha mejorado enormemente gracias al trading.

Ahora trabajo por nuevos retos, el trading me empuja y me estimula a dar lo mejor de mí. Y tengo claro que ese recorrido tendrá su fin. Agradezco todos los días los resultados y la fama conseguida con el duro trabajo y la ayuda de Dios, pero al mismo tiempo sé que un día lo dejaré. Me queda mucho que hacer y quiero intentarlo.

9. ¿Recomiendas el trading para alguien que quiera conseguir la libertad financiera?

Esa pregunta me la han hecho muchísimas veces. Mi opinión es la siguiente: el trader es como una semilla que para llegar a ser árbol necesita agua, sol y mucha paciencia. Si en este crecimiento empiezas a darle agua una vez a la semana o no le quitas las hojas secas cuando es necesario, el árbol dejará de crecer.

Después de casi 10 años de experiencia, te añado dos cosas más:

1) La educación financiera es algo obligatorio por cada de uno de nosotros, ya que la gestión de nuestros ahorros no puede pasar siempre de los canales tradicionales como bancos y fondos, sin saber dónde estamos poniendo nuestra nariz. Tener conocimientos de value investing es fundamental, así como aprender el funcionamiento del mercado, sus reglas, sus instrumentos. La ignorancia no es más que una opción, ya que el mundo de las inversiones nos es lo mismo y muchas herramientas tradicionales como bonos de estado, ya no son viables.

2) La libertad financiera a través del trading es lo más complicado que hay, si en esa pregunta queremos hablar de una persona que se quiere dedicar exclusivamente a esto, entonces tendrá que hacer algunas serias reflexiones. El ser humano puede hacer cualquier cosa que se proponga, lo que siempre es problemático es la falta de dedicación y de paciencia. He conocido operadores millonarios que han pasado los primeros 2 años a mirar gráficos, otros que han tirado dinero por 6 o más. Cuando en una conferencia digo que necesitamos un mínimo de 5 años de nuestro tiempo en el trading para tener alguna posibilidad de llegar a ser consistente me miran como un extraterrestre. Cuando hay grandes movimientos de mercados como los de febrero y octubre 2018, así como la gran subida de este año, mi teléfono se convierte en el doctor Amor, ya que los lloriqueos y los lamentos no paran de llegar pidiéndome ayuda constante y continua.

Te digo todo esto por una simple razón: si una persona quiere ser trader de verdad, debe aceptar numerosos fracasos y vivir en la eterna incertidumbre. Si creemos en nosotros mismo y las motivaciones de nuestra elección irá más allá del dinero, es posible llegar a convertirse en un buen trader. Pero como entenderás el proceso interior, evolutivo y cognitivo es altamente complicado y largo, que muy pocos lo consiguen. Es como cuando tomando un avión veas solo nubes por encima, pero sabes que detrás de las nubes está siempre el sol. Aquí es lo mismo: no sabes dónde llegarás, pero si ves dónde quieres ir, aunque no lo consigas, llegaras muy lejos. Mejor intentarlo que quedarse en la eterna duda. Se trata de vivir tu vida al final, de probar y buscar retos, nada más que eso.

10. Tú eres trader manual¿Cuál es tu opinión de los algoritmos, ¿Cómo crees que evolucionará el trading en este tema?

El futuro ya lo estamos viviendo. Los algoritmos se han convertido en los maestros de la finanzas a nivel global. Hoy la venta de acciones se realiza en inmensas habitaciones: lugares perfectamente silenciosos, siempre fríos y donde los seres humanos ingresan solo para realizar algunos trabajos de mantenimiento. En estos lugares, las máquinas y los softwares viven y trabajan y durante décadas han tomado gradualmente el lugar que pertenecía a los traders humanos. Los algoritmos son ahora los verdaderos y, a veces, los únicos jugadores en el mundo de las finanzas. Capaces de gestionar transacciones con total autonomía y mover un enorme volumen de valores a velocidades impresionantes.

Hay numerosos libros presentes sobre el tema, os aconsejo leer “6|5” de Alexander Laumonier publicado en el 2018. En este libro el autor dice que “Según un informe publicado por IBM, con la llegada de las máquinas, el 90% de los seres humanos que trabajaban en los mercados habían desaparecido. En 2013, los algoritmos denominados «operadores de alta frecuencia» lograron más del 70% de las transacciones de mercado en los Estados Unidos, en comparación con el 10% en 2001”.

En un momento en el que se habla mucho sobre cómo las máquinas y los algoritmos reemplazarán al hombre en el mundo laboral, da una cierta impresión al ver cómo, en finanzas, todo esto ya sucedió. Hoy en día el papel del hombre a menudo es sólo de supervisión. Los sistemas de negociación de alta velocidad son los que administran la mayoría de las operaciones por sí mismos y deciden qué acciones subirán o bajarán.

Los resultados más sorprendentes son sobre todo dos: el primero es referido al hecho que un instrumento puede cambiar de mano en milésimos de segundo y el otro es una consecuencia directa de la rapidez de los intercambios: los márgenes de beneficio para cada comercio individual se han reducido extremadamente. Ahora, el aspecto más importante es el volumen de intercambio, que, en el mercado estadounidense, también alcanza los 8 mil millones de acciones negociadas todos los días.

Tenemos también algoritmos secretos, propiedad de los fondos de inversión más grandes, que no se limitan a tratar de vencer a los rivales en velocidad, sino que se espían entre sí, se engañan a sí mismos y tratan de explotar cualquier punto débil que identifiquen. En el sistema, se crea una verdadera guerra de guerrillas entre máquinas.

Guerrilla que lleva también otro gran problema: las máquinas manipulan para manipular también la economía real y su sistema.

El trading de alta frecuencia es utilizado principalmente por grandes inversores, fondos de cobertura y bancos; esto porque son sistemas que son difíciles de administrar y requieren mucho trabajo en términos de calidad de datos, control de riesgos y operaciones. Hacen tantas negociaciones y transacciones que mueven una gran parte de la totalidad de las mismas transacciones. Los costes son altamente altos que ningún inversor minorista puede permitírselo. Un HFT cuesta desde 1 millón de dólares a subir, sin contar todo el coste accesorio para su funcionamiento y mantenimiento. También los datos reales de las transacciones tienen un coste fuera del alcance de otro tipo de inversores.

He pasado los últimos años en implementar mi conocimiento en ese aspecto, ya que en el scalping la manipulación es masiva y se ve en continuación. Como trader manual, he desarrollado herramientas para tener una mejor visión de cómo trabajan las máquinas; eso me permite decir que precio y volumen son necesario para nuestra operativa, pero también necesitamos más para ir más lejos.

Retomo mi artículo del febrero pasado: “el principal problema radica en la correcta interpretación de los volúmenes de intercambio, ya que los grandes operadores utilizan algoritmos que realizan miles de transacciones en tiempos rapidísimos. Esto significa que, incluso si identificamos un nivel de precio, debemos tener en cuenta que a este nivel, el precio se puede comprar y vender continuamente. Por lo tanto, el trader retail o minorista debe entender al verdadero ganador entre la oferta y la demanda, analizar todos los elementos y entrar en el momento adecuado. Ser un «francotirador» significa eso: con esta velocidad de intercambio es impensable operar de manera continua, por lo que se debe seleccionar cuidadosamente el ‘timing’ y los niveles para mantener el control de la operativa y de nosotros mismos”.

Por eso, competir por los hombres en el mercado es cada vez más difícil: si es verdad que la mayoría dicen que hay invertir con una visión a largo plazo, observando la propia propensión al riesgo, manteniendo los nervios y utilizando los fundamentos, también es necesario entender el funcionamiento del mercado en general y sobretodo en el corto plazo, ya que por un scalper como yo, trabajar diariamente con mi plan de trading y de gestión programado significa ver en detalle las manipulaciones del mercado.

Competir con las máquinas es algo que no tiene precio, al mismo tiempo puede ser nocivo sin la necesaria preparación técnica y mental. Es necesario tener claro lo que tenemos delante. De esa forma tendremos un camino duro, pero con la claridad necesaria para poder seguir: se llama aceptación de la realidad.

11. ¿Qué opinión tienes de los cursos de bolsa y las salas de trading?

Mi opinión personal es que no es fácil encontrar una buena formación. Hay un problema conectado con la mala publicidad, informaciones desviadas de los mismos formadores famosos y en las erróneas aptitudes de las personas que buscan cursos y salas.

He tenido una sala de trading diaria por el Dax durante 3 años, con el resultado que la mayoría dependía demasiados de mis indicaciones confundiendome con un cajero automático y pocos se han formado para conseguir buenos resultados. Los que se han formado, la mayoría han abandonado por falta de tiempo, paciencia y exceso de pérdidas debida a un uso impropio del apalancamiento y total rechazo de las reglas de gestión monetaria. Los que han seguido todas mis instrucciones a la letra van creciendo muy bien.

He dedicado mucho tiempo y energía a las personas, recibiendo muy pocas gracias. He escuchado sus lamentos y sus llantos, apoyándolos en continuación, recibiendo aquí también muy pocas gracias. Esto porque he aprendido la formación en la universidad, donde mis profesores me han explicado a lo que tenía que enfrentarme cuando se enseña.

Pasando por todo esto he entendido el problema principal conectado a la formación, recordándome una frase de un gran cómico napolitano, Toto, que decía que cada cabeza es un tribunal. Es decir, cada uno es distinto del otro. También las conferencias y los webinars que he dado en los últimos 6 años me han enseñado mucho sobre esa problemática.

Es verdad que la educación financiera es algo que se carece mucho en el sur de Europa, también es necesario tener una cura dedicada a sus propios alumnos. Estoy totalmente en contra de los cursos masivos donde ponemos todos al mismo nivel, porque así no vamos a entender bien las problemáticas de cada trader a la hora de operar. Puntualmente recibo cada semana llamadas de personas que han hecho esos tipos de cursos, el resultado es que no solo no saben operar, sino que nadie se ha preocupado de ver el por qué. Traders que operan con 5.000 euros en el futuro del dax, trader que operan en martingalas o en contra tendencia continuamente. Y puedo seguir, pero prefiero pararme.

Lo que quiero decir es que si es verdad que las personas no se informan suficientemente de donde están poniendo sus pies, es también verdad que hay demasiado traders que venden una moto que no tienen ni ellos. De allí luego salen todos los problemas conectados con estafas y demás.

Un aspirante trader debe empezar estudiando solo, ya que hay mucho material gratuito en la red, hacerse una idea de lo que tiene delante, practicar en demo y luego en real para ver cómo evoluciona la operativa y el sistema que utiliza o desarrolla. Una vez identificado su estilo de trading puede buscar ayuda a la hora de evolucionar. La ayuda debe ser referida a traders profesionales que han demostrado su calidad en el tiempo.

Y aquí me conecto con lo que te decía antes. Siendo el estilo que uso, el scalping, muy detallista y necesitado de mucho trabajo, la única forma que uso para formar correctamente es un curso one to one. Por eso no tengo muchos alumnos así como selecciono cuidadosamente las personas que realmente puedo ayudar. Rechazo continuamente pedidos cada semana porque muchos quieren ganar rápidamente o no tienen ninguna preparación. La parte inicial hay que hacerla solito. Yo entro en acción cuando hay que dar el salto de calidad. Allí puedo realmente ayudar porque puedo dedicarme a hacer una formación focalizada en la persona y darle la pista para hacer un camino virtuoso como scalper. No hago milagros, pero puedo decir con satisfacción que mis alumnos vienen correctamente preparados y muchos van caminando muy bien.

No tengo tiempo para montar una academia, ni me interesa. Mi tiempo es focalizado en mi trading y en nuevos retos y proyectos que son la evolución natural de mi carrera como trader. Tengo mis actividades complementarias, pero siempre dedicadas a los clientes.

La palabra clave es profesionalidad. Focalizarse en ofrecer el mejor servicio a los traders que cuentan conmigo. En general, no veo ninguna gana de formar, solo vender, vender y vender. Por eso seguiremos teniendo bajas posibilidades de poder cambiar el número de traders que pierden dinero cada año. No se dan correctas informaciones. Hay muy buenas escuelas y traders faltarías, pero aún es demasiado poco.

Esperemos que esto cambie en el tiempo.

12. ¿Qué consejos darías a alguien que quiere vivir de la bolsa?

Estudiar, estudiar y estudiar. El trading no es un juego, ni una apuesta deportiva, ni siguiera jugar al póker. Hay que ser actores activos respecto a nuestros ahorros, hacia lo que nos ha costado sudor y esfuerzo ganar. Dedicación, sacrificio y paciencia serán nuestras aliadas. Si no estamos dispuestos a hacer un camino de ese tipo no lo aconsejo. El trading conlleva la visión de nuestros fantasmas interiores y lo que no mostramos a los demás en nuestra rutina cotidiana.

Si no aceptamos los inevitables fracasos de ese camino, no lo hagáis. Es un continuo caerse y levantarse. Es fácil decir yo quiero, pero es más difícil ponerlo en práctica. Buscad razones que van más allá del dinero. Y recordad que el trading regala algo que no tiene ningún precio: el tiempo. Todos tenemos una fecha de caducidad, así que poder disponer de ese tiempo de la forma que más nos gusta puede ser un empuje fuerte a comprometerse en ese camino.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario